agricultura La organización cifra el seguimiento en 15.000 personas

Unos 10.000 agricultores piden el almacenamiento privado del aceite

  • El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, Dacian Ciolos, descarta la medida porque a su juicio "no existen las condiciones necesarias para ello" a pesar de las protestas

Comentarios 1

Más de 9.000 agricultores, según la Policía Local, y 15.000, según los organizadores, participaron ayer en la manifestación convocada por la defensa del olivar y la petición del almacenamiento privado del aceite de oliva.

La protesta coincidió con la visita a España del comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Dacian Ciolos, quien rechazó la posibilidad de almacenar el aceite de oliva porque no se dan las condiciones necesarias. Y Ciolos lo hizo en presencia de la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, quien hace justo una semana aseguró en Córdoba que la presencia de comisario europeo iba a contribuir a "dar una buena noticia" sobre la activación del almacenamiento privado de aceite. A pesar de la negativa de Ciolos, Aguilar informó ayer de que su departamento ya tiene en marcha medidas para hacer frente a la situación estructural del mercado y, de hecho, lleva tiempo trabajando con el conjunto del sector en programas de promoción interna y externa, que "están dando buenos resultados". "Vamos a remitir toda la información al comisario de forma inmediata para que vea que estamos activos en un sector de extraordinaria importancia para España y para la Unión Europea", avanzó.

Tras la decisión de Ciolos, el secretario de organización de COAG, Eduardo López, aseguró que el dirigente europeo "está jugando con los intereses de la economía española y con los del sector olivarero". López recordó que hace dos años el almacenamiento de aceite se activó en países como Grecia porque "había perturbación en el mercado y no por la bajada del precio". En España, apuntó, "no sobra aceite y las importaciones crecen, aunque hay una caída de los precios", aseguró. Para López, esta situación pone de manifiesto que hay "una manipulación por parte de un oligopolio formado por cuatro grandes empresas, que manipulan a los consumidores y al sector".

El almacenamiento privado del aceite de oliva es una vieja reivindicación del sector y su aprobación supondría una mejora para su actual situación financiera. Los agricultores también denuncian las pérdidas que acumulan por la actuación de los intermediarios, que a su juicio elevan demasiado los precios.

Un plan de choque para reactivar el sector agrícola, una respuesta real a las "distorsiones de la cadena alimentaria", la adaptación de la fiscalidad agraria, el establecimiento de un gasóleo profesional, así como la rebaja de las tarifas eléctricas fueron las demandas principales que plantearon los manifestantes.

Convocada por Asaja, COAG, UPA y la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias, la manifestación partió desde la Subdelegación del Gobierno y concluyó en el bulevar del Gran Capitán, donde los representantes de cada una de las organizaciones recordaron sus demandas.

"La situación es pésima", aseguró el presidente de Asaja, Ignacio Fernández de Mesa, quien lamentó la "ausencia de medidas en el sector". Insistió en la necesidad de "intervenir en la competencia para que se venda al precio del mercado y no a lo que quieran los distribuidores, que son los que fastidian el mercado". Fernández de Mesa también criticó el papel que desempeña la Unión Europea (UE) con el sector, ya que a su juicio no lo defiende de manera correcta. Es más, aseguró que la UE "es una organización de tecnócratas con magníficos sueldos que no trabajan por nosotros". En su intervención, Fernández de Mesa tampoco se olvidó de la inseguridad de algunas explotaciones y criticó la falta de actuación por parte de la Guardia Civil cuando se registran incidentes.

A la cita no faltó el secretario general de UPA, Miguel Cobos, quien reclamó "precios justos y dignos" para el sector agrícola. Para Cobos, los grandes distribuidores "utilizan la leche y el aceite como productos ganchos" y también se sirven de "márgenes abusivos, ya que hay productos que se compran a diez céntimos para luego venderlos a un euro". "Es necesario que se regule el mercado y que no se permitan estos abusos en los precios", subrayó. Cobos también reclamó el almacenamiento privado del aceite de oliva y, una vez que se consiga por parte de la aprobación de la UE, el precio "se pague justamente a los agricultores ya que el actual es el mismo que hace 12 años". Con la aplicación de éstas y el resto de medidas ya citadas, "los consumidores pagarán un precio justo por los productos".

"El precio del aceite no remonta y hoy -por ayer- ya es tarde porque cada mes que pasa sin almacenar se pierde dinero", consideró el secretario general de COAG, Francisco Garrido, quien también criticó el trabajo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien "no le interesa el sector agrario, a pesar de que debe ser considerado estratégico". "El almacenamiento se puede permitir siempre y, más ahora con cinco años consecutivos de pérdida de renta agraria y tres vendiendo muy por debajo de los costes de producción", dijo.

El presidente de Faeca, Salvador de Prado, también acudió a la manifestación y para hacer sus reclamaciones se puso como ejemplo de olivarero. Así, indicó que el año pasado le pagaron el aceite a 1,56 euros el kilo, una cantidad con la que "no podemos vivir, ni recoger la aceituna".

A pesar de la decisión adoptada por el comisario europeo de Agricultura, el presidente sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agroalimentarias, Rafael Sánchez, incidió en que el sector ya ha previsto otras protestas para que el almacenamiento sea una "realidad". En un par de semanas, los agricultores se manifestarán en Toledo y el próximo 29 de abril en Mérida (Badajoz).

La manifestación de ayer es la segunda movilización conjunta del sector -la primera tuvo lugar el pasado 18 de marzo en abril- , tras las negociaciones que llevaron a cabo las organizaciones agrarias y las cooperativas para llevar a cabo una campaña conjunto de protestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios