PUENTE GENIL

Vecinos de El Palomar rechazan que su pared sea el cierre del colegio

  • En total, hay ocho vecinos afectados que exigen que se levante un muro medianero que delimite el equipamiento educativo de sus propiedades

Comentarios 3

Un grupo de familias de la aldea de El Palomar, en Puente Genil, se niega a que las paredes de sus viviendas sirvan como cerramiento del patio del nuevo colegio rural Río Genil que la Consejería de Educación está construyendo en dicha pedanía. En total, hay ocho vecinos afectados que exigen que se levante un muro medianero que delimite el equipamiento educativo de sus propiedades.

Aunque los perjudicados aseguran que las paredes traseras de sus casas vienen sirviendo de cerramiento desde que se edificó el colegio primitivo, ahora que se está construyendo el nuevo no están dispuestos a "que se sigan aprovechando de nuestras paredes" afirman. Manuel Rivas, uno de los afectados, asevera que con los años "hemos tenido bastantes problemas pues a casi todos los vecinos se nos han caído azulejos". Además, recuerda que el espacio de recreo no sólo se utiliza por el alumnado, sino que fuera del horario lectivo otros jóvenes también lo usan.

El alcalde pedáneo, Manuel Avilés, remitió el pasado junio al Ayuntamiento un escrito firmado por los perjudicados exponiéndole las quejas de las familias. La intención era que la institución local enviase la reclamación a la Delegación de Educación, pero en este tiempo transcurrido no ha obtenido una respuesta satisfactoria. De hecho, asegura que "la información que tengo a día de hoy es que no se va a hacer ninguna medianería". Por eso, ahora los vecinos solicitan que "se nos escuche".

Tanto el alcalde pedáneo como los vecinos perjudicados no entienden que se estén poniendo tantas pegas para la construcción de una pared en un colegio donde la inversión de la Consejería de Educación será de 1,8 millones de euros. Los afectados no descartan otras medidas de presión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios