La Variante de Encinas Reales abre hoy y deja sin travesías la A-45 hasta Málaga

  • El tramo se pone en servicio después de que en esta misma semana Fomento hayan concluido "los últimos trabajos de pintura, colocación de barreras de seguridad y puesta a punto de iluminación"

Comentarios 3

Después de cuatro años, tres meses y 25 días desde que se licitaron las obras de la Variante de Encinas Reales -el tramo más corto de la Autovía de Málaga (A-45) con apenas cuatro kilómetros- el Ministerio de Fomento abre por fin al tráfico un trayecto de esta carretera que supondrá un ansiado alivio para los conductores que semanalmente realizan el trayecto entre Córdoba y la Costa del Sol. La puesta en servicio tendrá lugar esta tarde y, entre otras cosas, supondrá que el camino por carretera entre tierras cordobesas y Málaga se puede ejecutar ya sin necesidad de conducir por travesías, ya que la de Encinas Reales era la única existente hasta hoy.

De la importancia de este dato pueden dar buena cuenta los automovilistas que, por ejemplo, durante el pasado fin de semana utilizaron la A-45 a su paso por la Subbética, donde tuvieron que soportar largas colas a la hora de atravesar Encinas Reales.

El anuncio de la apertura de esta variante lo realizó ayer el propio Ministerio de Fomento, que informó de que la inversión total de esta obra ha superado los 14,5 millones de euros. "La variante se pondrá en servicio después de que, en esta misma semana, se hayan concluido los últimos trabajos de pintura, colocación de barreras de seguridad y puesta a punto de iluminación", precisaron desde el departamento de Magdalena Álvarez, que de esta manera responde también a las críticas del PP de hace unos días en las que aseguraba que la carretera estaba terminada y que no se abría al tráfico para que la ministra la inaugurara.

Tras la puesta en servicio de este tramo, únicamente restará por finalizar la construcción de Encinas Reales-Benamejí, que suponen 11,5 kilómetros de los más de 100 que conforman la autovía. En este caso, la complejidad en la construcción de un nuevo puente que atraviese el río Genil a la altura de Benamejí es el principal obstáculo con el que se encuentra el Ministerio de Fomento a la hora de ejecutar los trabajos.

El tramo de la Autovía de Málaga que se pone en servicio hoy tiene su origen al Norte de Encinas Reales, en un punto situado al Oeste de la actual carretera N-331, en las proximidades de la intersección existente entre esta vía y la A-344 que se dirige hacia la población de Rute Su final se localiza en un punto situado al este de la actual N-331, en las proximidades del enlace que da acceso a Benamejí.

Se trata del tramo de la A-45 que más problemas ha suscitado de los diez que conforma la Autovía de Málaga, ya que las llamadas arcillas expansivas han provocado a lo largo de estos años varios deslizamientos de taludes. Todo ello ha obligado a nuevas expropiaciones de suelo, readaptación de proyectos y más obras de las previstas. Más de cuatro años para realizar cuatro kilómetros de autovía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios