Puerto del Calatraveño

Vacaciones en el mar

  • La oposición de Pozoblanco despejará en tan sólo unos días la incógnita de cuando registra en el Ayuntamiento la moción de censura contra el equipo de gobierno socialista de Benito García

Comentarios 3

EL Princesa del Pacífico está a punto de zarpar. Enciende motores el crucero televisivo que se caracteriza desde hace más de 30 años por ser más eficaz que un consejero matrimonial en lo que a arreglar relaciones de pareja se refiere y mucho más efectivo a la hora de encontrar compañero sentimental que una flecha de cupido. Han sido demasiados meses de estrés político en Pozoblanco y los fieles seguidores y ejercedores en de las tesis de Platón se aventuran a pasar en sus dependencias unas inolvidables y purificadoras vacaciones en el mar (de dudas).

Con una sonrisa alineada de oreja a oreja suben la escalinata del barco los portavoces del PP y el PA en el Ayuntamiento pozoalbense, Baldomero García y Emiliano Pozuelo. La dulce directora Julie McCoy [en la foto, segunda por la tan querida, para ellos, derecha] les recibe a bordo devolviéndoles la sonrisa: "¿Que?, ¿vienen a vivir su luna de miel políticamente correcta que les provoca la idea de ponerle la moción de censura al PSOE o vienen a cerrar la extasiosa negociación para registrarla este mismo mes?", les interroga cortésmente mientras ellos se decantan por la segunda parte de la pregunta. Tras el encuentro con Julie llega la hora de buscar camarote. "Mira Baldo, la cubierta se parece al paseo Marcos Redondo, todo lleno de gente de aquí para allá y la piscina rompe su alineación en una esquina", relata Emiliano. "Ya vemos el desencadenante de la moción de censura por todos lados. A este paso nos va a parecer ver aquí hasta a Benito [García de Torres, alcalde de Pozoblanco]", le corresponde el portavoz popular.

No se equivoca. No muy lejos de allí y ojo avizor, Benito García esconde la mirada detrás de un periódico mientras el bigotudo barman Isaac Washington le sirve uno de sus cupidescos cócteles a la vez que escucha sus problemas como buen psicólogo y como es habitual en él desde hace más de tres décadas. "Amigo, no se agobie, siempre le quedará la esperanza de ese matrimonio de izquierdas con Manuela [Calero, portavoz de IU] para frenar la moción", le relata. "Sí, pero para eso la tiene que convencer su familia [la Ejecutiva provincial de IU] de que lo nuestro puede y debe ser una relación de progreso y ella parece que está por la labor de aventurarse a matrimonios contranatura", le responde el socialista, que no pierde detalle con el rabillo del ojo de los movimientos totalmente alineados de Baldomero y Emiliano.

Manuela también está a bordo y ha aprovechado para pasar por la consulta del doctor Adam Bricker [en la foto, el último por la temida y a veces atrayente derecha], quien después de 30 años lleva las mismas gafas con forma de parabrisas "para verte mejor". La de Izquierda Unida le cuenta que tanta presión políticamente correcta le está tocando la salud. "Mi familia [de IU] incluso ha amenazado con echarme de casa por la izquierda si al final le doy el sí quiero y hasta que las urnas nos separen al PP", le cuenta entre un mar de duras. Llaman a la puerta. Es el sobrecargo Burl Gopher Smith [en la foto, primero por la calificada progresista izquierda], al que ha enviado el capitán Merrill Stubing para invitar a todos los ediles pozoalbenses embarcados a que lo acompañen en la mesa de la cena de bienvenida.

Ya en la comida, el alopécico capitán se interesa por los sentimientos políticos cruzados. "¿Ya han decidido qué van a hacer?. Por cierto, en caso de que el pretendido matrimonio progresista se frustre, el presidente de la Diputación ha dicho que le gusta tener a su lado a alcaldes que aporten conocimientos a la provincia", comenta. Sea como sea, a todos siempre les quedará ponerle una vela a la fotografía firmada por la tripulación de estas vacaciones en un mar de dudas para ver si cuaja el amor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios