rute

Rendidos a la Navidad más dulce

  • Miles de personas visitan la localidad de la Subbética durante el puente de la Constitución para conocer sus empresas confiteras y sus museos dedicados al anís, el azúcar o el jamón

Anselmo Córdoba ofrece explicaciones a un grupo de personas en el Museo del Anís. Anselmo Córdoba ofrece explicaciones a un grupo de personas en el Museo del Anís.

Anselmo Córdoba ofrece explicaciones a un grupo de personas en el Museo del Anís. / reportaje gráfico: juan ayala

No es Laponia -destino mundial de la Navidad por excelencia-, pero Rute vive estas fiestas con entidad propia. Sus mantecados, sus licores, sus museos no demasiado aptos para aquellos que tienen diabetes o sus inmensos belenes de chocolate o piezas de azúcar son los ingredientes principales de un destino de la comarca de la Subbética que vive durante estos días del puente de la Constitución las jornadas más intensas de una campaña que arrancó el pasado mes de noviembre.

La oferta museística del municipio ruteño ofrece, sin duda, un agradable recorrido por el lado más dulce de la Navidad. Buena prueba de ello es su Museo del Azúcar, que gestiona Juan José Garrido, quien ayer no daba abasto para atender a todas las personas que querían acceder a este singular espacio, en el que la estrella de este año es una réplica del Taj Mahal -una de las maravillas del mundo antiguo-, para la que se han utilizado más de 200 kilos de azúcar. Una pieza, explica, que "empezamos a elaborar en el mes de abril y que, tras un descanso en agosto, recuperamos en septiembre hasta que la dimos por terminada". En total, según Garrido, la réplica de este inmenso monumento mide 1,35 metros de largo y otros tantos de ancho.

En la réplica del monumental Taj Mahal se han utilizado más de 200 kilos de azúcar

A ella se suma una colección de escudos, también hechos sólo con azúcar, de clubes de fútbol de primera y segunda división de Andalucía. Este año, el Museo del Azúcar ha incorporado los del Recreativo de Huelva y el de Almería. Garrido anota que para completar la colección "sólo nos faltan los escudos de los equipos de Jaén y de Cádiz". El responsable de este espacio alude también a "la gran afluencia de público que tenemos estos días; la gente viene con ganas de verlo todo". Garrido, además, subraya la importancia de la campaña navideña para la economía local, puesto que "genera unos 300 o 400 puestos de trabajo directos y casi un millar indirectos". Entre sus previsiones, sostiene que por el Museo del Azúcar pasarán este año más de 80.000 personas. En la pasada campaña navideña pasaron por Rute unas 100.000 personas, según las cifras oficiales, y según Garrido, este año la cifra de visitas puede llegar a crecer.

El Museo del Anís es otra de las paradas obligatorias en Rute en estas fechas. Su responsable es Anselmo Córdoba, quien arrastra una afonía en la voz debido al elevado número de personas que se acercan hasta el recinto estos días. "Vienen familias procedentes de toda España", anota. Y añade que muchas de ellas "están alojadas en Granada o Jaén y llegan desde cualquier punto de Andalucía". También se refiere a la climatología de estos días: el intenso frío que se registra en esta zona de la provincia y también las horas de sol hacen que sean "los dos mejores aliados para estas fechas". La de ayer, confiesa, es una jornada con un carácter más familiar, a la espera de que lleguen los próximos días. Y es que, según Córdoba, para mañana y el sábado está prevista la llegada de 150 autobuses, por lo que "no podemos acoger a más gente".

La visita al Museo del Anís incluye conocer su patio, por el que Anselmo Córdoba se ha llevado numerosas distinciones en los últimos años. La decoración de este año, subraya, "sigue la línea de los patios en Navidad". Eso sí, advierte de que en el del Museo del Anís los turistas no se van a encontrar ninguna flor de pascua. La razón no es otra que el hecho de que se trata "de una flor exótica que decora mucho, pero nunca ha formado parte de los patios". Córdoba agrega que este año su apuesta para decorar este espacio se basa en la disposición de coles de colores, pensamientos y el ciclamen. Y todo ello, además, aderezado "con romero y su flor azul, que es uno de los aromas más tradicionales de Córdoba en Navidad", dice. En este espacio también hay hueco para los más pequeños y, para ellos, hay dos grandes cabezudos -un cochero y un payaso-, que pueden conocer mientras los adultos se adentran en los entresijos de los destilados ruteños.

Aunque gran parte de la oferta navideña en Rute se centra en los dulces y en los licores, los embutidos también cuentan con un papel importante. Para ello se encuentra el Museo del Jamón, que también recibe un elevado número de visitas, y en el que este año destacan el fuet, el chorizo de pollo como embutido saludable y el relleno de carnaval.

Todo ello hace, sin duda, que la localidad viva este puente festivo los mejores días de una campaña que deja pingües beneficios en Rute y que se repite cada año, como la Navidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios