Prisión para el empresario de la obra donde murió un joven electrocutado

  • El juez acusa al contratista de un delito contra la seguridad de los trabajadores y otro de homicidio imprudente de un empleado al que no había dado de alta

Comentarios 5

El juez de instrucción de Priego de Córdoba ordenó ayer prisión preventiva para el contratista de la obra donde el pasado miércoles falleció mientras trabajaba J. L. F., un joven de 26 años, óbito que en un primer momento parecía que había sido por causa de un infarto y que posteriormente la autopsia aclaró que se trató de una electrocución. Al contratista se le acusa de un delito contra la seguridad de los trabajadores y otro de homicidio imprudente. Tras tomarle declaración, el juez titular de Priego ordenó a las 16:30 de ayer el ingreso en prisión preventiva sin fianza del contratista de la obra, que ha sido trasladado al centro penitenciario provincial de Córdoba, según indicaron fuentes judiciales.

Asimismo, fuentes de la Junta de Andalucía informaron de que un técnico de la Consejería de Empleo realizó una inspección en la obra y dio parte a la Fiscalía de las diversas irregularidades que se detectaron en el lugar de trabajo. Las mismas fuentes informaron de que el gruista carecía de licencia de conducción, que la obra no contaba con la licencia correspondiente y que el trabajador no estaba dado de alta.

Por otra parte, el secretario general de Metal, Construcciones y Afines de UGT en Córdoba, Vicente Palomares, afirmó también ayer que "el responsable de la empresa constructora de Priego de Córdoba en la que el miércoles falleció electrocutado uno de sus trabajadores, de 26 años, intentó ocultar pruebas para que no se conociese la causa de los hechos". Palomares explicó que "fuentes cercanas a la investigación han informado de que se intentaron ocultar pruebas", de que se trasladó al trabajador en un coche particular en lugar de llamar al servicio médico del 112, y de que "se trató de engañar a la Guardia Civil y a los médicos para que certificaran que la muerte era por causas naturales". Además, destacó que el trabajador no estaba dado de alta, "y según hemos podido saber, se intentó hacerlo vía on line a través del sistema RED de la Seguridad Social sobre las 14:30, cuando ya había ocurrido el suceso y el trabajador estaba muerto". El secretario general insistió en que "no nos consta que existieran medidas de seguridad" y afirmó que la electrocución tuvo lugar porque el trabajador no disponía de ropa de trabajo.

Como avanzó El Día, el joven falleció cuando se encontraba colocando unos tubos en una obra de la calle Jaén. Fuentes de la Guardia Civil informaron entonces de que el trabajador falleció sobre las 14:00 [del pasado miércoles]. Las mismas fuentes insistieron en que, a expensas de que se le practicara la autopsia al cuerpo de J. L. F., "el fallecimiento ha estado motivado por causas naturales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios