La joven afectada por el huracán 'Irma' vuelve en el avión fletado por el Gobierno

  • El aterrizaje en la base militar en Torrejón de Ardoz (Madrid) pone punto y final a una pesadilla que la pozoalbense narró pidiendo auxilio hace unos días desde las redes sociales

A primera hora de la mañana de ayer aterrizaba en la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) el Airbus A310 fletado por el Ministerio de Asuntos Exteriores para traer de vuelta a los españoles que habían solicitado su repatriación desde la isla caribeña de San Martín tras sufrir las devastadoras consecuencias del huracán Irma. Una de las pasajeras de ese avión militar era Sara Cerezo, la joven odontóloga pozoalbense que hace unos días pedía auxilio desde las redes sociales. Sara volvió finalmente con una treintena de compatriotas más cuando el Gobierno esperaba recoger a medio centenar. Tras la vuelta a Torrejón de Ardoz, el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, quiso agradecer "la actitud ejemplar" de otros ciudadanos españoles que han decidido voluntariamente permanecer en San Martín para colaborar en las labores de reconstrucción de la isla tras el paso del huracán Irma. Un equipo reducido de la Unidad Médica de Aeroevacuacion viajaba en el avión militar para poder disponer de asistencia médica en caso de ser necesaria.

Allí, en tierras madrileñas, estaban esperando a Sara sus padres. Su madre, Dolores Miranda, ya adelantó a el Día que lo más probable es que la joven volviera en la mañana del jueves 14, como así fue y como también preveía el alcalde de la localidad vallesana, Santiago Cabello, a quien Dolores quiso agradecer cómo se ha involucrado en la repatriación de su hija. Cabello, por su parte, ha reiterado en varias ocasiones el papel jugado por el secretario de Estado de Seguridad, el exalcalde de Córdoba José Antonio Nieto, para hacer realidad la tan anhelada vuelta de la joven pozoalbense. Precisamente, en su muro de Facebook, Nieto dedicada ayer unas palabras a la pozoalbense: "Bienvenida Sara, te hemos tenido en nuestros pensamientos desde que el pasado domingo Santiago Cabello, alcalde de Pozoblanco, me transmitió la intranquilidad de tus padres ante la situación que se había vivido en la isla de San Martín, donde tú residías. Tuve la oportunidad de hablar con tu padre y noté el desgarro que se siente cuando una hija está en riesgo. Vimos las imágenes que mandaste, oímos tu voz alterada describiéndonos la terrible situación en la que quedasteis quienes vivisteis, literalmente, en el "ojo del huracán". Desde entonces han sido muchas las llamadas, los contactos y las reuniones... El Gobierno de España, a través del Ministerio del Asuntos Exteriores, cumplió con su obligación de movilizarse para asegurar la vida de los españoles que estabais en peligro y hoy, por fin, ya estás con tus padres y con el resto de tu familia, amigos y vecinos de Pozoblanco. Mi agradecimiento a los consejeros de Interior de España en Francia, Colombia y Jamaica; al subdirector de Cooperación Policial Internacional de la Secretaría de Estado de Seguridad y a la Subsecretaria del Ministerio de Asuntos Exteriores, sin ellos esta foto habría sido más difícil". Nieto se refería al hablar de la foto al selfie que se hizo la joven recién llegada con sus padres y que ilustra la portada de la presente edición de este periódico.

El regreso pone punto y final a la pesadilla de esta pozoalbense que en un primer mensaje en Facebook lanzaba un mensaje de auxilio a sus contactos: "Hay que sacarnos de aquí, esto es la guerra", para explicar que "la gente se mata a tiros en cada esquina por una botella de agua, la desesperación y la locura está al límite". Además, Sara denunció que en la isla "no hay 10 muertos, hay miles y flotan cadáveres por todos lados; la desesperación y la locura están al límite". Sobre la situación posterior al paso de Irma, Sara detalló que "la isla está destrozada, solo hay escombros y escombros, además de disparos y ataques por todas partes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios