La Policía Nacional detienen a un joven acusado de estafa por el timo del vidente

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría Lucena-Cabra han detenido en la ciudad lucentina a un hombre de 25 años como presunto autor de varios delitos de estafa relacionados con el conocido como timo del vidente. El modus operandi del ahora apresado consistía en establecerse temporalmente en una localidad -en este caso Lucena- donde, tras encargar una gran cantidad de panfletos publicitarios, los repartía por todo el caso urbano anunciándose como "vidente experto en rituales esotéricos de magia", para lo que utilizaba rocambolescos pseudónimos como Profesor Sinisini, Profesor Koumbasa, Danso, Simsimi ó Sirifo, entre otros.

Para realizar su actividad ilícita, el supuesto vidente se valía de personas sumidas en estados de necesidad, angustia, depresión o aquejados por enfermedades de difícil curación médica, potenciales clientes a quienes hacía ver que solo él podría sacarles de la desagradable situación que padecían. Una vez que conseguía hacerse con la confianza de sus víctimas les explicaba los pormenores de un ritual que supuestamente debería devolverles a un estado de bienestar y salud que dejara atrás sus problemas. El conjuro consistía en introducir en un sobre una cantidad de dinero que oscilara entre los 5.000 y los 14.000 euros, según la magnitud del problema a erradicar, para posteriormente depositarla en el interior de un recipiente junto con cuatro huevos y otros efectos como pudieran ser pelo y uñas de la persona a sanar e incluso restos de animales muertos.

Con este tarro, debidamente cerrado, las víctimas acudían a la consulta del presunto estafador, quien les invitaba a sentarse y relajarse mientras él abría el recipiente y les pasaba el sobre por la cabeza y varias zonas del cuerpo. Durante este ritual profería palabras ininteligibles mientras agitaba un plumero para darle mayor verosimilitud al supuesto acto espiritual, haciendo creer a los estafados que volvía a depositar el dinero en el bote para dar por concluido el conjuro. A continuación hacía entrega del recipiente otra vez a las personas que habían acudido a la consulta con la instrucción fundamental de que no podían abrirlo hasta pasadas unas horas del acto mágico, tras las cuales los clientes descubrían sorprendidos que en lugar del sobre tan solo había recortes de papel en el interior.

Fuentes policiales han confirmado a El Día que sólo existe una denuncia por el "timo del vidente" en la Comisaría de Lucena-Cabra, en concreto la de una persona que manifestó haber sido estafada por el ahora detenido quien le pudo sustraer una cantidad superior a los 6.000 euros. Los agentes comenzaron una investigación tras registrarse la denuncia, logrando detener a este individuo de 25 años a quien también se le relaciona con hechos delictivos muy similares cometidos en diversos puntos de la geografía española como Ciudad Real, Cuenca o Lorca (Murcia).

La propia naturaleza del timo hace descartar a la Policía Nacional que pueda haber más afectados por este presunto estafador en Lucena, ya que suelen trasladarse con mucha frecuencia después de haber perpetrado un golpe en el que hayan conseguido una importante suma de dinero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios