La Policía Local desarrolla un campaña para disuadir a los conductores de utilizar el móvil

La Policía Local de Montilla ha colaborado con la Dirección General de Tráfico (DGT) en una campaña especial con la que se ha pretendido "sensibilizar y concienciar a los conductores de la localidad acerca de los peligros que entrañan las distracciones al volante", según ha explicado el teniente de alcalde del Área de Servicios Públicos Operativos y Seguridad Ciudadana, Antonio Gómez.

La campaña se ha llevado a cabo entre los pasados días 12 y 25 de noviembre y ha permitido controlar el uso del teléfono móvil en un total de 4.694 vehículos. "En las dos semanas en las que la iniciativa se ha estado llevando a cabo en Montilla, sólo se han denunciado a 13 conductores por utilización del teléfono", ha confirmado Gómez quien, a pesar de los buenos resultados que ha arrojado la campaña de control en la localidad de la Campiña Sur, ha manifestado la necesidad de "mantener durante el tiempo de conducción la máxima atención".

Según un estudio facilitado por la DGT, "tras minuto y medio de hablar por el móvil -incluso a través de un dispositivo de manos libres- el conductor deja de percibir el 40% de las señales, a la vez que su velocidad media baja un 12%, su ritmo cardiaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar". De hecho, la DGT compara la peligrosidad por el uso inadecuado del móvil con la conducción bajo los efectos del alcohol.

"Las distracciones son la segunda causa de siniestralidad vial en nuestro país y la mayoría de ellas son fácilmente evitables", ha explicado el responsable municipal de Tráfico, quien ha recordado que la Ley de Seguridad Vial estipula como infracción grave el uso durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil o cualquier otro medio o sistema de comunicación que implique su uso manual. "A este tipo de infracción le corresponde una multa de 150 euros y la detracción de tres puntos", ha concluido Gómez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios