El Pleno acuerda la cesión de un edificio para la Unidad Técnica de la Cerámica

El Pleno municipal ha aprobado por unanimidad la cesión de la casa de oficios Alfonso Ariza, ubicada en el polígono industrial Los Alfares, como sede de la Unidad Técnica de la Cerámica Decorativa de Andalucía. Como ya adelantó el Día, el objetivo de este espacio tecnológico será el de proponer nuevas propuestas empresariales al sector de la alfarería. El alcalde de La Rambla, Manuel Fernández (PSOE), indicó "que con esta cesión daremos cabida a un proyecto que lleva planteándose por parte de los alfareros mucho tiempo y que ahora ha encontrado contestación". El regidor resaltó el respaldo de la Delegación de Innovación a la iniciativa y del propio Consistorio para "dar cobijo a las demandas del sector alfarero en innovación, modernización o comercio exterior".

Los empresarios se han felicitado por esta decisión del Pleno y ha señalado que "el sector necesita la unidad técnica", apuntó el gerente de la Asociación de Alfareros, Francisco García, quien también añadió que "La Rambla es el referente en el sector decorativo en Andalucía, por eso hemos hecho tanto hincapié en que la unidad técnica tuviera la sede en la ciudad". Según García, cuando esté en marcha la unidad técnica "toda la perspectiva en general cambiará". El siguiente paso a realizar ahora es el proyecto de centro que quiere el sector conjuntamente con el Tecnológico de la Cerámica con sede en Bailén (Jaén) y la fundación gestora del mismo, a la que pertenecen tanto el Ayuntamiento rambleño como el colectivo de alfareros de esta localidad de la Campiña Sur. Se espera que en un año aproximadamente la unidad y todas sus áreas estén en funcionamiento.

El edificio cedido para el centro cuenta con una superficie de 500 metros cuadrados repartidos en dos plantas de 250 metros cada una. Los actuales inquilinos de la casa de oficios -un taller de empleo de discapacitados- pasarán de forma provisional al sótano y a una nave anexa a la casa de oficios. El Consistorio se encargará de acondicionar tanto el sótano como la nave para que el taller de empleo pueda funcionar en el menor tiempo posible, si bien está previsto su futuro traslado al Camino de Montemayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios