El PSOE afirma estar abierto a todo para evitar un gobierno de derechas

  • Los socialistas invitan a IU a "retomar las negociaciones para un pacto de progreso" argumentando que es lo que los vecinos determinaron en las urnas y lo que ellos intentaron hacer tras las elecciones

El secretario general de los socialistas pozoalbenses, Antonio Fernández, aseguró ayer que el PSOE está abierto a todo en la negociación que le propondrán a IU "con tal de que no gobierne la derecha". Ese podría ser el epílogo que el propio Fernández puso ayer a la reunión que mantuvieron en la ciudad vallesana tanto la comisión ejecutiva local del partido como el grupo municipal socialista para analizar la decisión de IU de iniciar conversaciones con el PP y el PA con el objetivo de forzar un cambio de gobierno municipal, después de 30 años ininterrumpidos de gobiernos socialistas. Fernández abogó por proponer esas negociaciones a la coalición a principios de la próxima semana. "Intentaremos que sea el mismo lunes", apostilló, y destacó que ese "estar abierto a todo" significa que "si ellos quieren, ¿por qué no?, podrían tener alguna concejalía [uno o los dos componentes del grupo municipal de IU]. Como si quieren otra posibilidad". Tanto el secretario general local como el alcalde de Pozoblanco, Benito García de Torres, coincidieron en que "ese posible acuerdo con IU no es nuevo. Ya les tendimos la mano después de los resultados electorales que arrojaron las municipales. No se llegó a un acuerdo entonces, pero lo que está claro es que los ciudadanos le dieron su confianza a una mayoría de izquierdas, por eso pretendimos un pacto de gobierno de progreso".

El regidor insistió en que "los socialistas mantenemos la puerta abierta a cualquier acuerdo natural que permita consolidar una gestión y desarrollo progresista para Pozoblanco y que le de estabilidad y gobernabilidad a los tres años que quedan de mandato", a la par que resaltaron, por boca de Fernández, que no se podría entender "la posibilidad de que Izquierda Unida pudiera plantearse regalar el gobierno de Pozoblanco a la derecha, conformada por el PP y por el PA. Si no hay pacto de izquierdas no será por culpa del PSOE y quien posibilitara que volviera la derecha tendría que rendir cuentas a los ciudadanos y explicar por qué lo ha permitido".

Tanto el secretario general de los socialistas pozoalbenses como el alcalde afirmaron que "en modo alguno" existen causas que motiven la moción de censura, refutando una a una las premisas esgrimidas por el PP y el PA para presentarla. Así, uno y otro negaron que existiese división en el seno del equipo de gobierno, asegurando que se encuentra más fuerte, unido y cohesionado que nunca. "Es también rotundamente falso que exista una ralentización de la gestión municipal, a pesar de que el ejercicio de la mayoría ha posibilitado que la oposición actuara a modo de pinza imposibilitando que los proyectos se hubieran desarrollado con la celeridad deseada", apuntó Fernández.

En este punto, García de Torres repasó la labor realizada por su equipo de gobierno durante el año que va de mandato detallando que "no pueden decir que hay ralentización cuando se han celebrado hasta el momento 23 sesiones plenarias en las que se han desarrollado 125 proyectos"; además de 34 reuniones de la Junta de Gobierno Local, donde se han tratado más de 875 asuntos; se han concedido más de 62 licencias para proyectos de obra mayor y más de 145 para obras de carácter menor. Asimismo, dijo que tampoco se puede hablar de ralentización cuando han salido adelante "proyectos tan importantes como los planes parciales residenciales o la incorporación de este Ayuntamiento a la Fundación del Centro Cárnico Cicap". El PSOE insistió en que rechaza y desmiente "la intoxicación partidista del PP y del PA y la irresponsabilidad de estas dos formaciones políticas cuando mienten argumentando que existe ingobernabilidad en el Ayuntamiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios