Obras Públicas demora otra vez el nuevo acceso por carretera a Los Pedroches

  • Francisco García señala que la Junta invertirá 1,5 millones de euros más en la A-435 con el fin de mejorar las conexiones en ambos extremos del nuevo viario, conocido en la comarca como carretera del Iryda

La terminación de los trabajos en la carretera autonómica A-435 entre la N-502 y Pozoblanco -el nuevo vial de acceso a la comarca de Los Pedroches- vuelve a retrasarse por distintas vicisitudes. En esta ocasión, la demora obedece a la modificación del proyecto en ejecución y el consiguiente encarecimiento de las actuaciones, de manera que la Consejería de Obras Públicas tendrá que inyectar 1,5 millones de euros para concluir definitivamente este corredor. El dato lo ha facilitado el propio delegado provincial de la consejería, Francisco García Delgado, quien precisó que el objetivo de estos cambios no es otro que el de "mejorar" la infraestructura.

El dirigente autonómico explicó que las modificaciones consistirán en realizar las conexiones de la A-435 con la Circunvalación de Pozoblanco y el acceso, en el otro extremo, con la N-502 (Córdoba-Ávila). Además, está prevista la aplicación de una nueva capa de rodadura para que el firme gane en calidad. García Delgado también indicó que "técnicamente", estos modificados están ya aprobados y que sólo restaría la liberación de los fondos para que se puedan llevar a cabo.

No obstante, este cambio en el proyecto, pese a que busca mejorar el trazado, supone el cuarto retraso en menos de un año que sufre la también llamada Carretera del Iryda. A principios de este 2011, la Junta avanzó que se abriría en el mes de marzo, algo materialmente imposible por las modificaciones del proyecto. Antes, en febrero de 2010 se fijó la puesta en marcha de la vía para el verano y poco después de demoró hasta el otoño del año pasado.

Este corredor aprovecha un antiguo camino rural, tiene una longitud de unos 13,5 kilómetros y la Junta de Andalucía está invirtiendo en su acondicionamiento casi 8,5 millones de euros, cantidad que se verá modificada al alza una vez que se sumen los 1,5 millones de euros que inyectará Obras Públicas. Una vez que esté abierto al tráfico, los conductores que realicen el itinerario entre Córdoba y Pozoblanco se ahorrarán casi nueve kilómetros, además de un notable descenso en el tiempo de conducción, en torno a 15 minutos aproximadamente. Además, la carretera A-435 tendrá también una importante incidencia en la carretera entre Pozoblanco y Alcaracejos (A-423), el tramo de vía autonómica con más tráfico de la toda la zona Norte, ya que soporta hasta 6.500 vehículos de media diaria. 

También ayudará a descongestionar uno de los puntos más conflictivos de la comarca pedrocheña, como es el cruce de la travesía de Alcaracejos, paso obligado hoy día para acceder a Pozoblanco y que se podrá evitar en el momento en el que se abra la A-435. El responsable de Obras Públicas en Córdoba también comentó recientemente que la Junta y el Ministerio de Fomento mantienen sus conversaciones para solventar la conexión de la nueva carretera con la N-502. Sobre este asunto, el delegado ya avanzó en su día que esta unión se solucionará con un cruce a distinto nivel en la confluencia de las dos vías, de manera que se garantice la seguridad del tráfico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios