La nueva OCM permite que el marco continúe exportando PX a otras zonas

  • Los responsables del Consejo afirman que la reforma apenas perjudicará a Córdoba

El león no ha sido tan fiero como lo pintaban, tal y como pusieron ayer de manifiesto los responsables del marco vitivinícola cordobés. La nueva Organización Común de Mercado (OCM) del vino, aprobada el pasado miércoles por el Parlamento Europeo, "no nos va afectar tanto como en un principio pensábamos, aunque con ella no se culminan nuestras aspiraciones", relató el secretario del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montilla-Moriles, Manuel López Alejandre. Dicha reforma reconoce la singularidad de los caldos de Montilla-Moriles y contempla la excepcionalidad del vino estrella del marco, el pedro ximénez (PX), por lo que podrá continuar siendo exportado a otras denominaciones como Jerez y Málaga.

López Alejandre destacó que "desde Montilla-Moriles, por ejemplo, saludamos que se haya reducido al final la cifra de arranque de viñas, aunque apenas nos afectará, ya que nuestras viñas no son sedentarias, sino que se compensa la producción con la comercialización". También apuntó que "nos escuece" que no se le haya puesto freno a la chaptalización [adicción de azúcar en la fermentación] "cuando esa falta de azúcar se puede compensar con el añadido de mosto".

El presidente del Consejo, Manuel Pimentel, aseguró que la reforma de la OCM llega en un momento en el que "el profesional del sector en Montilla-Moriles ya no habla de crisis, sino de retos, de mejora de la calidad y de superar las dificultades del mercado tras un año de relativa satisfacción para la zona". Pimentel se mostró convencido de que las cosas irán mejor para la tierra vitivinícola cordobesa cuando se conozcan los resultados del estudio clínico sobre los efectos beneficiosos para la salud que tiene el velo de levadura en flor de los caldos del marco. "Las conclusiones las presentaremos en un par de años o tres y en ellas vamos a demostrar sus efectos antioxidantes y contra enfermedades producidas por bacterias, administrando distintos tipos de vino a pacientes en hospitales", dijo el máximo responsable del Consejo, quien adelantó que el campo del estudio será internacional. "En el participarán universidades como la de Córdoba y Cádiz y el propio presidente de la Junta, Manuel Chaves, ha mostrado su compromiso para la financiación". Pimentel apuntó que "esperamos que uno de los núcleos de experimentación clínicos más importantes esté en Barcelona".

Por su parte, el gerente de Montilla-Moriles, Enrique Garrido, aprovechó para hacer balance del último año de la Denominación destacando que la vendimia se ha cerrado con una producción de 41,8 millones de kilos de uva, "lo que supone un 10,3 por ciento menos que la pasada campaña, pero, no obstante, esa cifra es a su vez un 30 por ciento mayor que la media de los últimos años. La cantidad de vino que espera calificación supera los 222.000 hectólitros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios