La Mesa del Regadío inicia una ronda para demandar más concesiones

  • La Junta y las organizaciones agrarias insisten en que, pese a las últimas lluvias, la sequía persiste

  • Zurera advierte de que Córdoba tiene la mayor proporción de olivar de secano

Instalación de sistemas de riego en el Genil-Cabra. Instalación de sistemas de riego en el Genil-Cabra.

Instalación de sistemas de riego en el Genil-Cabra. / el día

La Mesa de Regadío de Córdoba, integrada por la Junta de Andalucía, Cooperativas Agroalimentarias y las organizaciones agrarias Asaja, UPA y COAG, alertó ayer de que la sequía no ha acabado en la cuenca del Guadalquivir pese a la persistencia de las precipitaciones en las últimas semanas e insistió en la reivindicación de aumentar la zona de regadío en la provincia. El delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta en Córdoba, Francisco Zurera, recordó que la provincia es la que más agua almacena de toda la cuenca del Guadalquivir, con el 49% de los recursos, pero en cambio es la que menos superficie de regadío tiene, apenas un 14%.

Así, anunció que la Mesa del Regadío se va a citar con alcaldes, comunidades de regantes, agentes económicos y sociales y cooperativistas de las comarcas del Alto y el Bajo Guadalquivir, el Guadajoz-Campiña Este y la zona regable del Genil-Cabra en una ronda de encuentros que arrancará el próximo mes de abril para "trasladarles la necesidad de que Córdoba tenga más zona de regadío", al entender que es "clave, fundamental y posible". Asimismo, incidió en que la provincia "tiene que estar al frente del Mapa de Agua de España porque es de vital importancia para la economía ligada a los territorios" a través de la agricultura sostenible.

Demandan la ejecución de microembalses, balsas laterales y otras infraestructuras

Zurera se refirió especialmente a la situación del olivar en Córdoba, a la que dijo que le corresponde más superficie de regadío de la que actualmente tiene. En concreto, recordó que ahora se explotan 350.000 hectáreas de olivar, de las que apenas el 14% son de regadío, el equivalente a 50.000 hectáreas. Por el contrario, en Jaén, con 577.000 hectáreas de olivar, la mayor superficie de Andalucía, se riegan 260.000 euros, el equivalente al 45%. Y en Sevilla, por citar otro caso, son de regadío el 37% de las 260.000 hectáreas de aceituna, esto es, 87.000.

El secretario de la Asociación Jóvenes Agricultores (Asaja) en Córdoba, Rafael Navas, incidió en que ser la provincia que más agua almacena pero con la menor extensión de regadío, con 118.000 hectáreas, pone a Córdoba en "peores perspectivas de futuro que el resto". Y recordó que un estudio "muy riguroso" elaborado por la Delegación de Agricultura estima que 228 hectómetros cúbicos de las dotaciones previstas para riego se quedan sin utilizar, un volumen que, de aprovecharse, permitiría instalar sistemas de riego en otras 150.000 hectáreas de olivar. "Córdoba tiene una infradotación muy notable", se quejó el portavoz de Asaja, quien por otra parte demandó a la CHG la autorización para la ejecución de microembalses, balsas laterales y otros recursos similares para llenar en esta época, así como infraestructuras que permitan el aprovechamiento de las aguas subterráneas.

"En el secano, la agricultura tiene poco futuro", incidió por su parte el responsable de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Córdoba, Miguel Cobos, quien hizo hincapié en que "la sequía no ha terminado" pese a las precipitaciones de las últimas semanas. Así, recordó que aunque la provincia ha logrado recoger 400 litros por metro cúbico desde el inicio del actual año hidrológico, el paso octubre, incidió en que "hace dos semanas estábamos en ruina". Y es que el agua embalsada apenas es del 47% en la provincia y del 52% en el conjunto de la cuenca, "no mucho más que el año pasado". Respecto a la consecución de más dotación de regadío, asumió que "vamos muy lentos para lo que los agricultores quieren", si bien reconoció que "es un proceso lento en el que se tienen que implicar las autoridades y los agentes sociales", de ahí la ronda de reuniones de las próximas semanas.

Por su parte, el representante de las cooperativas agroalimentarias en la provincia, Rafael Sánchez de Puerta, sentenció por último que para "mantener" las zonas rurales "llenas de gente el agua es fundamental y, además, contamos con un nivel de consenso absoluto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios