subbética

Lucena alaba a su Madre

  • Miles de personas arropan a la Patrona en la jornada central de sus fiestas, que se cerró a medianoche con el espectáculo pirotécnico

Paso de la Virgen de Araceli por el centro de la ciudad lucentina. Paso de la Virgen de Araceli por el centro de la ciudad lucentina.

Paso de la Virgen de Araceli por el centro de la ciudad lucentina. / R. Alcántara

Como marca la tradición, el primer domingo de mayo en Lucena es el día de María Santísima de Araceli y también el de todas las madres. Aunque para los lucentinos Madre y Araceli son un mismo sentimiento. Ayer, los vecinos de la localidad y todos los visitantes, que bien tienen familia en Lucena o llegan atraídos por el calor que transmiten estas fiestas declaradas de Interés Turístico Nacional, llenaron las calles, ataviados con sus mejores galas, para acompañar a María Santísima de Araceli en su día. Una jornada que estuvo precedida por un caluroso día anterior donde tuvo lugar la Ofrenda de Flores y en el que se vivieron temperaturas agradables por encima de los 20 grados, si bien es cierto que pasado el mediodía se instalaron algunas nubes sobre la ciudad que dejaron precipitaciones.

Las festividades del 6 de mayo comenzaron a las 11:30 horas, precedidas de las salvas de honor, con la solemne función religiosa en la parroquia de San Mateo a cargo del vicario episcopal de la Campiña y capellán administrador de la Obra Pía de María Santísima de Araceli, David Aguilera Malagón. Un acto en el que la Coral Lucentina, acompañada por la orquesta del conservatorio profesional de Música Maestro Chicano Muñoz, dirigida por Víctor Nájera, interpretó la Misa del Campo Andaluz.

A las 20:00, mientras el pueblo esperaba, las puertas de San Mateo se abrieron para celebrar la procesión de María Santísima de Araceli. Un momento que los aracelitanos esperan con ilusión pues es cuando más cerca pueden estar de nuestra madre, que ataviada en este día con su manto de color rojo con detalles dorados recorrió la plaza Nueva, la calle Las Torres, plaza Nueva, Barahona de Soto, El Coso, calle Maquedano, Antonio Eulate, Pedro Angulo, San Pedro, El Agua, El Peso y, por último, la plaza Nueva en dirección a su templo.

Un itinerario dirigido por Antonio Muñoz junto a una cuadrilla de 36 santeros que llevaron en este desfile procesional, que dura en torno a cuatro horas, a la Virgen por las calles de Lucena bajo una lluvia de pétalos. María Santísima de Araceli estuvo también acompañada por su Aracelitana Mayor, Araceli Ranchal, y su corte -compuesta por María Araceli Gómez, Pilar Gómez, Lourdes María Jurado, Almudena Martos, Araceli Ramírez y Silvia Trujillo-; además de una representación de su Real Archicofradía, representantes del Consistorio y otras autoridades. A las 23:30, la Virgen asomaba nuevamente en la plaza Nueva, momento en que comenzaba el espectáculo pirotécnico, que desde el año pasado cuenta con una novedad, la digitalización en un estudio de grabación de la música, que logra una mejor cohesión entre los cohetes y el espectáculo musical, al que el coro Eliossana y la escolanía del conservatorio puso voz. Puntual, a medianoche, la Patrona de Lucena entraba en su sede canónica arropada por miles de lucentinos que replicaban cánticos en su honor.

En Lucena, el 7 de mayo también está dedicado a María Santísima de Araceli, una jornada en la que hay distintas actividades programadas. A las 21:00 tendrá lugar el inicio de la solemne novena en honor a la Virgen en el que, desde hoy hasta el próximo 15 de mayo, distinguidos oradores de la comarca predicaran las grandezas de la Virgen de Araceli. Además, en el calendario de lo que queda aún de este mayo festivo, tendrán lugar varias actividades entre las que destacan la despedida de la Hermandad del Rocío de Lucena en el inicio de su romería, que tendrá lugar el 12 de mayo desde la parroquia de San Mateo, así como el besamanos de María Santísima de Araceli, que tendrá lugar el 13 de mayo. El Altar del Cielo -Araceli- estará presidiendo Lucena hasta el primer domingo de junio, fecha en la que la Patrona realizará su romería de subida hasta la cumbre del cielo de Aras donde guarda a los lucentinos que vuelven a poner sus cronómetros en marcha hasta el próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios