La nueva Ley reforzará la atención del 15% de los usuarios de ayuda a domicilio

  • La media actual de horas mensuales que reciben en prestación los beneficiarios en los municipios de Córdoba menores de 20.000 habitantes se sitúa en las 26 y a medio plazo se espera superar las 70

El Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) de la Diputación prevé que aproximadamente el 15 por ciento de los actuales usuarios de la ayuda a domicilio en los municipios menores de 20.000 habitantes sean los primeros beneficiarios de la Ley de Dependencia recién puesta a punto por la Junta de Andalucía. "Estimamos que en torno a ese porcentaje verá reforzadas en un primer momento sus horas mensuales de atención, que ahora están en una media de 26", detalló el gerente del IPBS, Francisco Gutiérrez. Con la nueva normativa, tal y como apuntó el gerente, el servicio se convierte en un derecho, "algo que hasta el momento no lo era, y la nueva normativa obliga a un máximo de 90 horas mensuales de atención por persona". Gutiérrez recordó que "poco a poco se irán incluyendo los demás usuarios" y que "creemos que podremos llegar en un primer momento a entre las 70 y las 90 horas de atención en la prestación".

Los municipios cordobeses menores de 20.000 habitantes, aquellos que son competencia del Instituto y a los que este organismo de la institución provincial destina nueve euros por persona beneficiaria, atienden en total a 1.805 usuarios. "Para esa atención se cuenta con 412 trabajadores que realizaron, desde primeros de año hasta octubre, casi 400.000 horas de asistencia", detalló la diputada responsable del IPBS, Reyes Lopera. La también vicepresidenta de la Diputación explicó que tanto la cantidad destinada por hora para la prestación como el número de trabajadores que desempeñan el servicio se verá incrementado con la puesta en marcha de la nueva normativa "que financiará íntegramente la Junta de Andalucía, por lo que en los próximos presupuestos de la institución provincial que se deben aprobar, los correspondientes a 2009, ya no se aportarán partidas propias para la ayuda a domicilio, la última de las cuáles se fijó en los de 2008 en 2,3 millones de euros", subrayó.

Lopera realizó estas apreciaciones tras presentar el convenio rubricado entre el IPBS y la Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social y por el que la Diputación recibirá de la Administración autonómica 616.831 euros con los que el Instituto gestionará el servicio, "que hasta el momento se gestionaba desde los propios ayuntamientos; nosotros sólo les proporcionábamos los fondos y luego ellos contrataban el servicio". La diputada insistió en que "a esos 616.831 euros, que corresponden al primer semestre de 2008, hay que sumar, aparte de esos 2,3 millones propios, los más de 801.000 que recibimos en noviembre para sufragar gastos de personal por el desarrollo de la Ley". El convenio es prorrogable "por lo que para el segundo semestre dispondremos de una entrega de más fondos", apuntó.

No obstante, la diputada responsable de Servicios Sociales recordó que aún queda por dilucidar qué personas serán las consideradas como beneficiarias de la Ley y cuántas horas en total se destinarán a la prestación en la provincia de Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios