lucena

La Junta retoma la construcción de la variante tras seis meses de impás

  • La actuación fue adjudicada en el año 2010 y quedó suspendida por falta de presupuesto

  • Una de las empresas que componen la UTE entró en concurso de acreedores

Intersección en la que se desarrollará el proyecto viario. Intersección en la que se desarrollará el proyecto viario.

Intersección en la que se desarrollará el proyecto viario. / r. alcántara

La Consejería de Fomento y Vivienda ha retomado los trabajos de construcción de la variante de Lucena que conectará la A-318, Autovía del Olivar, con la carretera de Rute, evitando el paso del tráfico de medio y largo recorrido por el casco urbano del municipio. Según informó ayer la Junta de Andalucía, las obras se han retomado después del concurso de acreedores de una de las empresas adjudicatarias que componen la UTE constructora. Hace seis meses se empezaron con los trabajos de destoconado de árboles, desbroce de la traza y la excavación de tres obras de drenaje.

Actualmente, se están preparando las pistas de acceso a la obra para la maquinaria más pesada y se están limpiando los emplazamientos de las obras de fábrica que se han deteriorado a lo largo de estos meses en los que no ha habido actividad en la traza. En los próximos días, se ejecutarán tres marcos para el drenaje de las aguas de escorrentía, concretó la Junta.

La delegada territorial de Fomento y Vivienda en Córdoba, Josefina Vioque, puso ayer de relieve la importancia de esta variante, que cuenta con una inversión total de 7,3 millones de euros y tienen un plazo de ejecución de 20 meses; conectará el enlace norte a Lucena de la Autovía del Olivar con la carretera A-331, a Rute e Iznájar. Vioque también destacó que "esta infraestructura supone una gran mejora para la localidad, que no tendrá que soportar los inconvenientes del tráfico de media distancia, ganando en calidad de vida para la población".

La actuación fue adjudicada en el año 2010, aunque no se inició debido a la crisis económica y al ajuste presupuestario. En esta legislatura, la Consejería de Fomento y Vivienda está reactivando aquellas intervenciones priorizando las obras que se encontraban en ese momento en un nivel elevado de ejecución y las que, como es el caso de la variante de Lucena, representan un nivel significativo de rentabilidad social y económica para la comarca en la que se ubican.

Esta nueva infraestructura, de más de cuatro kilómetros de longitud, rodeará el núcleo urbano por el noreste, evitando el paso de los vehículos de largo recorrido por el centro de la ciudad. Esta futura vía conectará con la Autovía del Olivar mediante una glorieta que forma parte del enlace norte del tramo Lucena-Cabra, actualmente en servicio, por lo que desde la variante se accede directamente a la nueva autovía. La conexión con la A-331, al final de la variante, se realiza mediante una intersección en T con carril central de espera.

Los últimos 260 metros aprovechan la actual A-331, mientras que el resto del trazado se desarrolla en variante. Las obras de la nueva carretera incluyen la reposición de los caminos afectados y de la vía pecuaria (camino de la Torca) mediante pasos a diferente nivel. La infraestructura contará con una calzada de un carril para cada sentido de 3,5 metros.

La variante de Lucena en la A-331 se enmarca dentro del Plan para la Mejora de la Accesibilidad, la Seguridad vial y la Conservación en la Red de Carreteras de Andalucía y estará cofinanciada con fondos Feder de la Unión Europea. El Plan MásCerca tiene entre sus objetivos eliminar la conflictividad del tráfico en el medio urbano, con la ejecución de variantes de población y el acondicionamiento de las travesías, buscando la integración de la carretera en un medio en el que el ciudadano demanda habitabilidad y calidad de vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios