La Junta intentó vender Somontes por cinco millones pero no recibió ofertas

  • Agricultura convocó hasta tres subastas, aunque quedaron desiertas · El departamento de Clara Aguilera asegura que estas tierras no están abandonadas y que se están cultivando en la actualidad

Comentarios 3

La finca Somontes de Palma del Río, que desde hace dos meses está ocupada por un grupo de jornaleros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), salió a la venta por cinco millones de euros, aunque la propietaria de la misma -la Consejería de Agricultura y Pesca- no ha recibido ni una sola oferta para hacerse con esta explotación agraria. En concreto, la Junta de Andalucía convocó una subasta para la enajenación de la finca en la que se ofertaban dos parcelas independientes, una de 27,7 hectáreas y otra de de 359,5 hectáreas. En esa primera subasta, el precio de salida era de cinco millones de euros, si bien quedó desierto.

En el segundo intento, la Administración autonómica rebajó la puja inicial hasta los 4,57 millones de euros, pero tampoco se recibieron propuestas, mientras que la tercera de las subastas reducía aún más el coste de Somontes hasta los cuatro millones de euros, un millón menos que en la oferta inicial. De nuevo, el proceso terminó sin la recepción de sobres, con lo que, si no se convoca una nueva subasta, esta explotación agraria seguirá siendo de titularidad pública.

Fuentes de la Junta de Andalucía confirmaron a El Día que, efectivamente, nadie se ha interesado por la adquisición de esta tierras, si bien dejaron claro que no se trata de una finca que esté abandonada, sino que "se está cultivando y la Consejería de Agricultura decidirá qué hacer con ella". Este mensaje enlaza con lo dicho estos días por la propia consejera de este departamento, Clara Aguilera, sobre que la ocupación de Somontes no es el camino a seguir para intentar llegar a un acuerdo y que rechaza las formas utilizadas en este sentido por el SAT.

El portavoz nacional de este sindicato, Diego Cañamero, ya informó el viernes de que mantuvo contactos con Clara Aguilera y que le reiteró su intención de llegar a un acuerdo para que las tierras públicas pasen a manos de los trabajadores. Según Cañamero, la consejera le ha emplazado a que se constituya el nuevo Gobierno autonómico para tomar una decisión al respecto.

En lo que no ha cedido la Junta de Andalucía es denunciar todas y cada una de las ocupaciones de Somontes. Lo hizo cuando en marzo tomaron el cortijo y lo volvió a repetir el viernes, cuando el SAT entró de nuevo en el recinto. Así, un técnico de la Junta de Andalucía presentó a última hora de la mañana del viernes una denuncia ante la Guardia Civil por esta nueva ocupación, confirmó el instituto armado, de manera que se han abierto diligencias que serán enviadas al Juzgado de Posadas para que actúe en consecuencia. Así, no se descarta que se vuelva a ordenar un nuevo desalojo del este inmueble durante los próximos días.

Mientras, la festividad del 1 de mayo se celebrará en Somontes, según la dirigente del SAT Dolores Álvarez, quien espera que vengan compañeros del sindicato de distintos puntos de Andalucía, ya que los actos de protesta por el desalojo que tenían previsto celebrar en varias provincias se han anulado para que se desarrollen en este cortijo de Palma del Río. Desde que el SAT ocupó la finca palmeña a principios de marzo ha creado un huerto para cubrir sus necesidades y ha preparado tres hectáreas de terreno para plantar próximamente melones, pimientos y calabacines. Además, ya cuentan con un gallinero con más de 60 aves. Los jornaleros del SAT consideran que el suelo público se debe ceder a los trabajadores, con el fin de que se constituyan cooperativas que permitan dar empleo a la comarca de la Vega del Guadalquivir, muy afectada por el paro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios