la carlota

La Junta considera "clave" el I+D+i para el crecimiento de las empresas

  • El consejero de Economía visita las instalaciones de La Carloteña, que factura 20 millones

Ramírez de Arellano, con el alcalde, la delegada del Gobierno y responsables de la compañía. Ramírez de Arellano, con el alcalde, la delegada del Gobierno y responsables de la compañía.

Ramírez de Arellano, con el alcalde, la delegada del Gobierno y responsables de la compañía. / el día

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, defendió ayer que utilizar la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i) para desarrollar productos de calidad es un elemento "clave" para la supervivencia y crecimiento de una empresa, y que le permite además salir a los mercados internacionales con capacidad competitiva. Ramírez de Arellano puso como caso de éxito a la empresa La Carloteña, cuyas instalaciones visitó.

Acompañado por la delegada del Gobierno, Esther Ruiz, recorrió una de las fábricas de la compañía en la localidad de La Carlota junto sus responsables, Joaquín Pecci Guzmán y Joaquín Pecci Aberich, a quienes reconoció su esfuerzo. Ramírez de Arellano señaló que la empresa ha logrado, a través de la innovación, convertirse en líder nacional de su segmento. Una evolución que ha tenido una consecuencia "importante, la generación de empleo y de actividad económica en su entorno debido a la logística y la demanda sobre las empresas auxiliares", destacó el consejero.

Incide en que la investigación es el cimiento "más sólido" para una compañía

Así, la inversión en I+D+i es el cimiento "más sólido" sobre el que construir un proyecto empresarial. La compañía, que en 2017 cumplió 20 años de vida, está en la actualidad valorando la expansión de sus instalaciones para atener a un mercado creciente.

La Carloteña de Asados cuenta con un departamento propio de I+D+i, en el que se han desarrollado sus 150 productos, e invierte anualmente unos 200.000 euros en este ámbito. Además, tiene el sello nacional de pyme innovadora. En la actualidad, tiene con una facturación que en 2017 se elevó a los 20 millones de euros y sus productos están presentes en los lineales de las principales cadenas de alimentación de España. Además, exporta a cuatro países: Bélgica, Italia, Grecia y Portugal.

El consejero recorrió las nuevas instalaciones de la empresa, inauguradas en 2015 y que cuentan con 5.000 metros cuadrados destinados a la producción de asados rellenos y platos preparados. A ellas se suman los 3.000 metros cuadrados de la primera factoría de la empresa, también en funcionamiento. El crecimiento de la compañía se ha visto reflejado en un aumento del empleo, con un crecimiento del 65% de su plantilla en los dos últimos años, pasando de 80 a 130 personas, las cuales se elevan a 180 durante los picos de actividad anual a raíz de la campaña navideña.

El consejero señaló que Andalucía tiene una economía internacionalizada y competitiva en la actualidad gracias al trabajo y esfuerzo de los empresarios andaluces, que han protagonizado el cambio de modelo productivo. Junto a la I+D+i, el otro gran cambio ha sido la salida a los mercados internacionales de las empresas andaluzas que se ha producido en especial en los últimos años. El consejero agradeció, además, que los empresarios son los responsables de las cifras de récord que se han registrado en las exportaciones andaluzas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios