obejo

Jornadas de cruz, vuelta y cruz

  • La tercera edición del Encuentro Nacional de Encajer@s de Bolillo reúne a 600 personas procedentes de distintos lugares de España

Demostración de puntilla humana. Demostración de puntilla humana.

Demostración de puntilla humana. / reportaje gráfico: diego arellano

El arte del encaje está muy presente en la actualidad, e incluso encuentra nuevas fórmulas que ilustran la creatividad de sus practicantes. Esta labor, que se trata de algo más que un pasatiempo para muchas personas, fue el eje del Encuentro Nacional de Encajer@s de Bolillos de Cerro Muriano,que este fin de semana se celebró por tercer año y que busca la forma de dar a conocer entre hombres y mujeres de todas las edades los beneficios de esta disciplina artesanal.

Casi 600 encajeras procedentes de distintos lugares de España participaron en las actividades y talleres, toda una "satisfacción" para la presidenta de la asociación de Obejo Cruz, Vuelta, Cruz, Elena López. Entre las actividades organizadas, destacaron un taller impartido por Ángel Sánchez, creador del encaje de arabescos cordobeses, que se inspiraen los frisos de Medina Azahara; un desfile de moda flamenca en traje de calle del taller Begova protagonizados por niños y mayores de la localidad, y una muestra de una puntilla humana que aspira a figurar en el registro Guinnes World Records.

Sobre el taller, Elena López remarca la importancia de "reconocer la técnica" de Ángel Sánchez, un ejemplo de que este tipo de artesanía sigue viva y se puede innovar. En su taller, enseñó cómo usar materiales como la seda, el hilo de plata y el hilo de oro, "materiales muy ricos" que, según el propio Sánchez, son "los más apropiados para representar al época califal". Desde la organización consideran "un enorme orgullo" haber contado con su presencia y ambas partes esperan repetir estos talleres a lo largo del presente año, incluso cuando Sánchez cuenta con importantes citas en su agenda, como la del próximo agosto en Valtopina, y espera repetir en este evento en su próxima edición.

Respecto a la puntilla humana, lo que se vio en el Muriano fue sólo un adelanto de lo que aspira a convertirse en referente en el mundo del encaje, con el objetivo de llegar a el récord de encaje más ancho. 50 personas harán las funciones de bolillos y alfileres para demostrar que este tipo de artesanía puede hacerse a lo grande, pero sobre todo, en palabra de López, "compartir experiencias" entre el grupo.

Durante el evento también se realizó un desfile con los diseños del sello Begova, acompañados de abanicos de Antonio Di Abani. El programa también incluyó una actuación de la cantante Cristina Serrano y su acompañante, también presentadora de la cita, Nanes Luna, que aportaron el tono musical.

La solidaridad también tuvo cabida, ya que durante todo el fin de semana estuvo activa una recogida de alimentos, que serán donados esta semana. López declaró que el grupo se encuentra "muy satisfecho" y que están encantados de "ayudar al pueblo". Al mismo tiempo, invitó a todos a participar en los talleres semanales en el hogar del jubilado para conocer una actividad que ayuda a la memoria, a mejorar las articulaciones e incluso a "desconectar y olvidarte del mundo". Y todo ello mientras se entablan nuevas relaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios