montoro

Hallan en el archivo del Obispado el libro de cabildos de la Cofradía del Rosario del siglo XVII

  • El documento incluye un periodo de la historia de la hermandad que va desde 1681 hasta 1788

Detalle del documento. Detalle del documento.

Detalle del documento. / t. coronado

El hermano mayor de la Cofradía de Nuestra Señora del Rosario y San Bartolomé de Montoro, Pedro José Delgado, ha hecho público el hallazgo del libro de cabildos e inventarios de dicha cofradía, que recorre desde1681 hasta 1788 y que se encontraba en el archivo del obispado de Córdoba.

Según Delgado, "fue en 1681 cuando la Cofradía del Rosario del Montoro cambió sus reglas para adaptarlas a las reglas de la mayoría de cofradías del Rosario, gracias a la mediación del dominico Fray Benito de la Asunción, lector de artes y conventual en San Pablo de Córdoba; a partir de 1681 anualmente la cofradía debía hacer inventario de todos los bienes existentes y también la relación de gastos e ingresos debía de remitirse al Convento de San Pablo de Córdoba", detalló. También señaló que "antes de estas reglas, ya se señala en el libro que existían otras más antiguas, redactadas en 1535 y que eran las reglas fundacionales de la Cofradía del Rosario de Montoro, siendo la cofradía más antigua de cuantas han llegado hasta nuestros días en el municipio".

Detalló que lo más interesante del libro es el apartado de los inventarios, "destacando por ejemplo ya en el primero de ellos (el de 1681), una cruz de plata, ricamente decorada, que trajo un hermano tras volver de América y que donó a Nuestra Señora del Rosario". En el año 1698 se incorporó al inventario una corona de oro para la imagen de la Virgen, siendo esta pieza la única labrada en este metal que está documentada; el resto de advocaciones poseían coronas de plata o plata sobredorada.

En cuestión de un siglo, el inventario se fue incrementando año a año de manera exponencial, de modo que a mediados del XVIII tenía más de 20 rosarios de coral, gemas, filigrana y demás metales preciosos, contaba con un paso en madera tallada, siete frontales de altar para los cultos y la capilla, en torno a 80 joyas de plata y oro (anillos, pulseras, broches, pendientes, medallas, aderezos), una rica biblioteca con libros sobre el Rosario desde el siglo XVI y el libro de reglas original, entre otras cosas. El libro culmina en 1788 con el escrito remitido al obispo de Córdoba pidiéndole autorización para poder vender un olivar en la zona de Martín Gonzalo que era propiedad de la cofradía desde tiempo inmemorial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios