Guerra abierta contra el escarabajo

  • El Ayuntamiento pide colaboración ciudadana ante la plaga existente de este insecto

El Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Montilla ha solicitado la colaboración de los vecinos de esta ciudad para prevenir los efectos de una plaga de escarabajos que causa importantes estragos en palmeras datileras y canarias. De hecho, técnicos municipales se vieron obligados la semana pasada a derribar una palmera situada en el Paseo de Cervantes, tras detectarse la presencia en la planta del picudo rojo, un coleóptero originario del sudeste asiático. "El insecto penetró en la Península en el año 1995, por la zona de Almuñecar, a través de palmeras importadas de Egipto", explicó el técnico de Medio Ambiente montillano, Miguel Salas Olaya, quien precisó que "en la actualidad está causando verdaderos estragos en todo el arco costero Mediterráneo, así como es las Baleares y Canarias". En su fase larvaria, el insecto alcanza los cinco centímetros de longitud y se caracteriza por su color anaranjado y por su cabeza rojiza provista de grandes mandíbulas.

En su guerra abierta contra el escarabajo, el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Montilla ha querido hacer un llamamiento a los propietarios de palmeras datileras o canarias para que estén atentos a los posibles síntomas de infestación y, en caso afirmativo, para que contacten de inmediato con los técnicos municipales. "Se recomienda no efectuar podas en lugares próximos a zonas afectadas o realizarlas en invierno, ya que, a bajas temperaturas, la movilidad de adultos es escasa", señaló Miguel Salas, quien insistió en que es conveniente aplicar tras la poda tratamientos fitosanitarios sobre la corona y cortes de deshojado.

Según el técnico de Medio Ambiente, "los insectos abandonan la palmera cuando ya no encuentran alimento en la misma" y su presencia es muy difícil de detectar en sus ataques iniciales. "Cuando los síntomas son suficientemente evidentes, es decir, cuando las hojas más jóvenes se necrosan, la infestación es feroz y la palmera ya no se puede recuperar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios