La Guardia Civil recupera otra tonelada y media más de aceituna robada

  • Los agentes imputan a ocho personas en tres hurtos que se cometieron hace unos días en Lucena, Puente Genil y Santaella

Apenas unos días después de la operación Oro Verde, que culminó con la detención de nueve personas y la recuperación de más de 70.000 aceitunas robadas, la Guardia Civil ha desarrollado otros tres operativos especiales que han finalizado con la detención de otras ocho personas y la recuperación de otra tonelada y media de fruto robado.

Según informó ayer el instituto armado, los tres operativos se han desarrollado en comarcas olivareras del Sur de Córdoba. En concreto, las tres diligencias han sido instruidas en Lucena y en Puente Genil. Uno de los operativos se llevó a cabo en el kilómetro 42,8 de la carretera A-318 (Guadix-Estepa), en el término municipal de Lucena. Una patrulla de la Guardia Civil observó una furgoneta marca Ford modelo Transit 190 L ocupada por tres personas que por sus características resultó sospechosa. Los agentes, tras interceptar el vehículo, identificaron a sus ocupantes, tres personas de nacionalidad rumana que hasta hace unos días tenían establecida su residencia en un asentamiento ilegal en Cabra que fue desalojado por el Ayuntamiento. Tras la identificación, la Guardia Civil registró la furgoneta y localizó en el maletero 15 sacos repletos de aceitunas que previamente habían sido sustraídos en un olivar cercano.

Ante este hallazgo, se iniciaron gestiones que permitieron determinar que el hurto se había producido en la finca Lo None, ubicada en el término municipal de Lucena. La aceituna recuperada arrojó un peso de 584 kilos. Los 15 sacos ya han sido devueltos a los propietarios de la finca.

Otro de los operativos se desarrolló el pasado 16 de febrero por agentes del puesto principal de la Guardia Civil de Puente Genil, que recibieron la llamada de un guarda de campo. Este les informó que en una finca del paraje Cañada Afán un grupo de personas estaba robando aceituna. Inmediatamente, la Guardia Civil se trasladó al lugar indicado y observó como un grupo de unas seis personas estaba recolectando aceituna de los olivos. La cuadrilla, al detectar la presencia de los agentes, se dio a la fuga. Pese a ello, el instituto armado logró interceptar a tres y recuperó 670 kilos de aceituna que ya se habían recolectado y que habían sido abandonados en el olivar. El fruto ya ha sido devuelto al propietario de la finca robada.

Ese mismo día, y también en Puente Genil, la Guardia Civil observó en un punto de verificación de personas y vehículos establecido en el cruce de la carretera CO-440 con la A-304 a un turismo que por sus características resultó sospechoso a los agentes, que decidieron comprobar las identidades de los ocupantes -dos personas de nacionalidad rumana- y la carga del vehículo. En los asientos traseros y en el maletero se localizaron un total de siete sacos de aceituna. Los ocupantes del turismo no pudieron acreditar la legítima procedencia del fruto. El instituto armado inició gestiones para averiguar el origen de las aceitunas. La investigación concluyó que estos siete sacos habían sido recolectados ese mismo día y de forma ilegal en una finca del término municipal de Santaella. Estos siete sacos también han sido devueltos al propietario del olivar.

Por otra parte, la Guardia Civil ha hecho público, a través de una nota de prensa, su agradecimiento a los guardas de campo que "con su buen hacer" han informado a los agentes de la presencia de cuadrillas ilegales en los olivares y los ha animado a denunciar estos hechos para que este tipo de robos no queden impunes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios