Baena

La Guardia Civil investiga a 45 personas por conexiones ilegales a la red de agua potable

  • El total de agua defraudada, más de 73.000 metros cúbicos, supera los 220.000 euros

La Guardia Civil de Baena ha puesto a disposición de la Justicia a 45 vecinos del municipio por un presunto delito de defraudación por acometer supuestamente conexiones ilegales a la red de suministro de agua potable, según ha informado esta mañana el Instituto Armado. Los implicados, que habrían actuado a título individual sin conformar ninguna red organizada, habrían defraudado más de 73.000 metros cúbicos, por valor de más de 220.000 euros.

La investigación se ha prolongado durante seis meses después de que la empresa que gestiona la red hídrica en la localidad de la Campiña Este, Aqualia, detectara desde junio una serie de roturas inexplicables en las conducciones que llevaron al Ayuntamiento, incluso, a decretar restricciones y a emitir un bando sobre la sequía.

Las conexiones ilegales se han localizado en explotaciones agrícolas y ganaderas, domicilios particulares y chalés con piscina. El subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, ha subrayado que la operación Sequía ha sido pionera en la provincia. Respecto al modus operandi, los implicados colocaron un bypass para saltarse el contador; otro método más rudimentario consistía en sustituir directamente el contador por una tubería o latiguillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios