La Guardia Civil intercepta tres kilos de hachís procedentes de Marruecos

  • La droga era transportada por una joven en el autobús de Algeciras a Lucena

La Guardia Civil ha interceptado en Priego de Córdoba a dos jóvenes que portaban tres kilos de hachís que habían adquirido días antes en Marruecos y que se disponían a vender en la comarca de la Subbética. Según informó ayer el instituto armado, los detenidos son S. A., de 27 años, y A. F., de la misma edad y ambos de nacionalidad marroquí. La Guardia Civil les acusa de un supuesto delito de contrabando y otro contra la salud pública.

Los hechos se remontan a principios de mes, cuando un ciudadano que prefirió mantenerse en el anonimato comunicó en el teléfono 062 de la Guardia Civil sus sospechas de que los ahora detenidos habían viajado a Marruecos y de que a su regreso trajesen gran cantidad de droga oculta en su equipaje. Este ciudadano anónimo informó de que los supuestos narcotraficantes solían llegar a Priego de Córdoba a bordo de un autocar procedente de Algeciras (Cádiz) con parada en Lucena. Una vez en este municipio, usaban un vehículo de marca Mercedes para volver a Priego.

Ante ello, la Guardia Civil estableció un dispositivo discreto de servicio para controlar a los pasajeros que viajaban desde Algeciras hasta Lucena y detectó que el 5 de abril una joven marroquí con domicilio en Priego iba en ese autobús. La sospecha de que S. A. fuese la persona que transportaba la droga hizo que se fijase un dispositivo especial de control de movimientos entre Lucena y Priego, que se activó a la llegada del autobús.

Sobre las 13.45, el dispositivo dio sus frutos, al detectarse en el kilómetro 23,2 de la A-339 a un Mercedes de color gris ocupado por dos personas. Tras parar el vehículo e identificar a sus ocupantes, un hombre y una mujer, se comprobó que eran de nacionalidad marroquí, por lo que se registró el coche. En el interior de una maleta se encontraron 313 bellotas de hachís, en fajas de plástico y ocultas entre la ropa.

Después de las primeras investigaciones, los agentes determinaron que S. A. actuaba de correo para traer la droga desde Marruecos a Priego. Mientras, A. F. era quien se encargaba de distribuir la droga entre los camellos de la comarca de la Subbética.

El hachís intervenido arrojó un peso de 3.153 gramos. La droga era de gran pureza. Con estas detenciones, fruto de la colaboración ciudadana, la Guardia Civil ha logrado desarticular el modo de abastecimiento de varios puntos de venta de droga al menudeo en la zona y el entorno de Priego de Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios