aguilar de la frontera

La Guardia Civil detiene al joven que apedreó a 24 coches en la A-45

  • El juez deja libre con cargos al sospechoso por presuntos delitos de homicidio en grado de tentativa y contra la seguridad vial

Daños en el techo en uno de los coches afectados. Daños en el techo en uno de los coches afectados.

Daños en el techo en uno de los coches afectados. / el Día.

Un equipo de atestados del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Córdoba ha detenido en la localidad de Aguilar de la Frontera al presunto autor del lanzamiento de piedras de gran tamaño a vehículos que circulaban por la autovía A-45 desde el paso elevado del kilómetro 41,100 los pasados días 10, 11 y 14 de agosto. Según informó ayer el Instituto Armado, como resultado de dicha acción sufrieron daños materiales de consideración un total de 24 vehículos, mientras que la pasajera de uno de ellos sufrió un fuerte impacto en la cara al penetrar una piedra en el interior del vehículo, por lo que tuvo que ser atendida en el Hospital de Montilla.

La Guardia Civil llevó a cabo un dispositivo de prevención e investigación con la implicación de unidades de Tráfico y de Seguridad Ciudadana con un doble fin de evitar que estas acciones se repitieran y para lograr la identificación y detención del autor de los hechos. Fruto de las investigaciones efectuadas, la operación concluyó con la detención por parte del equipo de atestados del destacamento de Tráfico de Lucena de un vecino de Aguilar de la Frontera de 21 años que se trasladaba en ciclomotor tipo motocross por caminos terrizos hasta el lugar donde se producían los hechos y, aprovechando la nocturnidad, cometía sus acciones.

El detenido, quien reconoció los hechos, circulaba con ese mismo ciclomotor por el casco urbano de la localidad de la Campiña Sur cuando fue arrestado. La Comandancia lo acusó de sendos delitos de homicidio en grado de tentativa y continuados contra la seguridad vial por grave riesgo para la circulación. El sospechoso fue puesto a disposición judicial ayer por la mañana y, tras prestar declaración, quedó en libertad con cargos.

El Instituto Armado reconoció que la colaboración ciudadana ha sido de "gran importancia" para lograr la identificación y detención del individuo, "gracias a la gran repercusión social de estos hechos y a la especial sensibilización que han mostrado los vecinos de las localidades próximas".

El caso salió a la luz el pasado día 15. Eran las 23:30 de aquel día cuando un fuerte impacto dañó el techo del coche que conducía Juan Carlos Reyes, un Toyota Avensis, que se dirigía a la costa a empezar sus vacaciones: "La luna se partió y el retrovisor se descolgó. No asimilábamos lo que había pasado, porque puedes estar preparado para una colisión con un animal o para un adelantamiento imprudente, pero no para algo así", narró entonces a el Día. El denunciante se detuvo en el área de servicio ubicado a cinco kilómetros del lugar del suceso, ya en el término municipal de Lucena. La sorpresa fue que, a los poco minutos, llegó un todoterreno que había sufrido el mismo problema y, en segundos, ya eran una decena los vehículos que presentaban impactos en la carrocería, faros descolgados o daños en las ruedas, describió el testigo.

Otro denunciante relató en Facebook el accidente: "El impacto destrozó el salpicadero, rebotó en el techo" y causó una brecha en la frente de su mujer, que iba de copiloto. La pareja se dirigió al Hospital de Montilla, donde los facultativos atendieron a la mujer, que resultó con varios puntos de sutura en la cara. Junto a los daños personales, el afectado denunció los perjuicios materiales causados al coche y pidió ayuda: "Por favor, si alguien sabe algo, comuníquenlo a las autoridades. Está en juego la vida de alguien", advirtió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios