El rechazo de Fuente Obejuna y Belmez tumba el polígono industrial comarcal

  • La mesa aparca el gran proyecto del Miner II y apuesta por redistribuir los fondos de la iniciativa -dos millones de euros- en otros planes de desarrollo más locales

El que se vendió en su día como el gran proyecto del Miner II en materia de infraestructuras para el Valle del Guadiato se ha quedado sólo en eso, en un proyecto. La mesa guadiateña que estudia los Fondos para la Reestructuración de las Comarcas Mineras (Miner) decidió ayer desistir en la puesta en marcha de la iniciativa, toda vez que no ha sido posible el consenso entre los municipios. Fuente Obejuna y Belmez se opusieron de forma contundente al polígono comarcal y propiciaron que se descarte su desarrollo. El acuerdo inicial era que este parque empresarial se ubicara junto al de la Vega de Currillo de Peñarroya-Pueblonuevo, aunque ya en término de Fuente Obejuna.

La alcaldesa mellariense, Isabel Cabezas (PP), justificó su negativa diciendo que la mejor opción era situarlo en el paraje situado entre Fuente los Dos y las Vegas, con más de un millón de metros cuadrados, en una zona que cuenta ya con servicios y está próxima a la conexión con la futura autovía A-81. La alcaldesa de Belmez, Aurora Rubio (IU), señaló que ante la negativa de la ubicación del polígono comarcal aportó la idea de un estudio de los suelos de su municipio para la posible ubicación del polígono, "pero no me hicieron caso".

Estas dos posturas contrarias han motivado la desestimación de los dos millones de euros que había previstos por el Miner para este proyecto, un dinero que ahora se repartirá entre los municipios. Desde CCOO, Carlos Nuñez fue tajante respecto a la posibilidad de que se pudiera recuperar la iniciativa en un futuro: "queda totalmente descartada la idea y a partir de ahora cada pueblo irá evolucionado por separado". Nuñez aclaró que en esta decisión ha podido influir que cuando se decidió pedir el polígono comarcal había otros alcaldes distintos a los actuales. Precisamente, fueron los sindicatos quienes apostaron desde un principio por la idea del polígono comarcal.

Antonio Risco (UGT) señaló que se ha atendido a las peticiones de los alcaldes, "que han decidido priorizar más el desarrollo industrial por separado que en conjunto". Risco matizó que es otro modelo que espera que obtenga los frutos deseados.

El alcalde de Espiel, José Antonio Fernández (PP), apuntó que "el momento ya pasó" y añadió "nuestras peticiones pasan por finalizar la tercera fase del polígono industrial del Caño y la puesta en funcionamiento de la cuarta fase".

La alcaldesa de Peñarroya-Pueblonuevo, Luisa Ruiz (PSOE), destacó que "he apostado desde un principio y hasta el último momento por el polígono comarcal pero, al no ser de interés, se ha desechado", y añadió que "ante esto vamos a apostar por la adquisición de 900.000 metros de suelo rústico para su transformación en industrial y los 600.000 metros de superficie con los que cuenta el Cerco Industrial". Villanueva del Rey se sumó ayer a las reuniones del Miner.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios