Fallecen cuatro jóvenes en el accidente más trágico de los últimos cinco años

  • Dos de los muertos, todos de nacionalidad rumana, eran menores de edad El choque, entre un camión y un turismo, se produjo en la carretera A-386 entre Écija y La Rambla

Ha sido el accidente más trágico que se ha registrado en las carreteras de la provincia en los últimos cinco años y en el que han fallecido cuatro jóvenes, dos de ellos menores de edad; todos de nacionalidad rumana y pertenecientes a la misma familia. El suceso se produjo en torno a las 23:30 del sábado, cuando un vehículo colisionó frontolateralmente contra un camión, según informaron fuentes del Subsector del Tráfico de la Guardia Civil, en el punto kilométrico 19,500 de la carretera A-386, una vía que une las localidades de La Rambla y Écija (Sevilla). Según las mismas fuentes, el siniestro se produjo en el término municipal de Montalbán.

Dada la gravedad del choque, hasta el lugar de los hechos se tuvieron que desplazar efectivos del parque comarcal de bomberos de Montilla, que se encargaron de rescatar a los cuatro fallecidos del interior del vehículo siniestrado. Según indicaron a El Día desde este parque, hasta el lugar se desplazaron cinco efectivos y tres vehículos para participar en las tareas. Los bomberos tuvieron que extraer los cadáveres de entre el amasijo metálico en el que había quedado convertido el vehículo. "Nos ha costado sacar los cuerpos", aseguraron y recordaron que el lugar del accidente no suele ser muy conflictivo, salvo que los conductores "llegan desde una intersección previa". Desde el parque tampoco pudieron precisar las causas del siniestro que ahora investiga la Guardia Civil, aunque toda apunta, según las fuentes consultadas por este periódico, a que el accidente se produjo tras la "invasión del carril contrario" de uno de los vehículos. Desde el Subsector del Tráfico de la Guardia Civil indicaron también que en el momento de la colisión el conductor del camión iba en dirección hacia el municipio de La Rambla, mientras que el vehículo se dirigía hacia Santaella.

Según los mismos datos, en el turismo siniestrado -un modelo Seat Córdoba-, iban cinco personas, de las que cuatro han muerto y otra, un varón de 23 años -C. G. B.-, se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, con pronóstico "muy grave" debido a la intensidad del accidente. Según explicaron fuentes sanitarias, el joven sufre politraumatismos, contusión pulmonar, un traumatismo craneoencefálico grave, permanece intubado y necesita ventilación mecánica para respirar. Su pronóstico, continuaron, "es muy grave". Las mismas fuentes detallaron que tras el siniestro los equipos sanitarios trasladaron a la víctima hasta el hospital de Montilla, pero dada la gravedad de su estado fue trasladado hasta el complejo sanitario Reina Sofía, centro que ofrecerá hoy un nuevo parte médico.

Los cuatro fallecidos -M. A. D., un varón de 23 años, N. C. D., un hombre de 19 años, y dos menores, una mujer de 17 años y un adolescente con menos de 15 años-, residían en Montilla, en concreto, en la calle Gran Capitán del barrio de Las casas nuevas, según indicó su alcalde, Federico Cabello de Alba, quien señaló que los jóvenes pertenecían a la misma familia. Cabello de Alba lamentó lo sucedido y detalló que los cuerpos de los fallecidos permanecerán durante siete días en el Instituto Anatómico Forense de la capital cordobesa, ya que la familia ha solicitado la repatriación de los cadáveres para darles sepultura en su país de origen.

El conductor del camión, por su parte, J. M. S., de 31 años, resultó herido leve. Fuentes sanitarias detallaron que tras el siniestro el conductor sufrió "un shock nervioso" y que los equipos sanitarios que se desplazaron hasta el lugar de los hechos decidieron trasladarlo hasta el Hospital Comarcal de Montilla "con contusiones leves". Las mismas fuentes indicaron que "a las pocas horas" J. M. S. recibió el alta.

La Policía Local de Montalbán maneja el mal tiempo reinante como uno de los factores que podría explicar el accidente. Al menos es lo que consideró el alcalde montalbeño, Miguel Ruz (IU), quien reconoció que que en el momento en el que se produjo el siniestro había "mucho viento y lluvia" en la localidad, lo cual "pudo influir" en el siniestro. No obstante, el regidor aclaró que la zona en la que se registró la colisión tiene "buena visibilidad", si bien las condiciones meteorológicas de ese momento "no eran las mejores para conducir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios