Encierros como los de otra épocaEl municipio festeja que el Castillo de los Sotomayor ya es patrimonio público

  • La asociación La Charlotá recupera la Vaca de San Isidro, que data del año 1624

El buen tiempo, las ganas de fiesta, la manifiesta afición de los vecinos de Los Pedroches por el mundo del toro y el trabajo de la asociación La Charlotá, se convirtieron ayer en la sólida base del éxito de la festividad de la Vaca de San Isidro que se celebró en Dos Torres. Esta tradición, que comenzó en 1624, dejó de celebrarse en Dos Torres en 1952, recuperándose de nuevo en 2003 por parte de la asociación cultural La Charlotá, año desde el que camina hacia su consolidación como evento de interés turístico de referencia en su comarca.

De hecho, jóvenes y mayores coincidieron en un encuentro en el que no faltó un recorrido en el que correr junto a las vaquillas o el concurso de recortadores, con el que los más osados dan muestras de su destreza en el mismo rostro de los astados. La celebración de la Vaca de San Isidro se llevó a cabo en un singular coso taurino formado mediante una plaza de carros que se establece en un lugar elegido para ello históricamente, la plaza de la villa de Torremilano, que presentaba el aspecto de los encierros de otras épocas. La Vaca de San Isidro marca además este año el anuncio de la romería de San Isidro Labrador, una de las citas clásicas de la localidad pedrocheña y que tendrá lugar a lo largo de la jornada de hoy.

La romería de San Isidro se está celebrando de manera muy distinta en los pueblos cordobeses en este 2008, ya que en algunos se mantiene el 15 de mayo como fiesta local y día en el que los romeros llevan al patrón de los labradores al campo -como La Rambla, Montalbán o Santaella-, mientras que en otras localidades han trasladado la celebración al fin de semana (Fernán Núñez, Pozoblanco y parte del Alto Guadalquivir).

Entre las actividades que se están desarrollando durante el mes de mayo en Belalcázar, el Ayuntamiento de la localidad y la asociación Amigos de Belalcázar iniciaron ayer una muy peculiar para celebrar que el edificio más emblemático de este municipio, el Castillo de los Sotomayor, ya es patrimonio público. La compra del monumento se produjo en enero de este año tras unas intensas negociaciones entre los propietarios y la Consejería de Cultura, como ya avanzóEl Día. La Administración autonómica compró a sus propietarios las seis fincas que conforman la antigua fortaleza medieval por 1,89 millones de euros. Declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1985, el Castillo del Belalcázar, también conocido como de Gahete, constituye un referente obligado de la arquitectura defensiva del siglo XV en la Península Ibérica.

En cuanto a la celebración de ayer, la asociación organizadora preparó una pequeña representación de la obra de teatro popular El Halcón y la columna, concretamente el pasaje en el que Alfonso de Sotomayor y Elvira de Zúñiga contraen matrimonio, todo ello después de que los personajes hayan realizados dos recorridos distintos por las calles de la localidad. Además de la celebración de un mercado medieval -que abrió también ayer sus puertas- para hoy está previsto un almuerzo al que se invita a todos los vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios