La Diputación pone en marcha un centro municipal de servicios sociales

  • El recinto santaellano, que ha costado unos 250.000 euros, es uno de los cinco previstos en la provincia para aquellas localidades singulares que cuentan con aldeas

La diputada provincial de Servicios Sociales y vicepresidenta del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), Reyes Lopera, inauguró ayer junto al alcalde de Santaella, Francisco Palomares, el nuevo Centro Polivalente de Servicios Sociales de la localidad. Lopera matizó que "con esta nueva infraestructura, el Instituto Provincial de Bienestar Social abre el segundo centro de los cinco que tenía previstos en toda la provincia". Lopera destacó asimismo que "ya funciona el centro de Iznájar, en breve inauguraremos el de Hornachuelos y quedan pendientes Fuente Palmera y Fuente Obejuna". Según anotó, la Diputación ha invertido en la construcción de los cinco centros de servicios sociales un total de 329.122 euros, de los cuales alrededor de 80.000 se han destinado al de Santaella. La vicepresidenta del IPBS resaltó que estos centros tienen carácter municipal y se encuentran ubicados en localidades con cierta singularidad y necesidades especiales, al contar con aldeas. "Son centros intermedios que completan la labor de los 11 centros de servicios sociales situados en las cabeceras de las zonas de trabajo social de la provincia", subrayó.

Palomares insistió en que este nuevo centro es una iniciativa de la institución provincial que ha costado más de 250.000 euros, de los que la Diputación ha sufragado en torno al 32% y que forma parte de un nuevo edificio en el que se ubicará la unidad de estancia diurna. Añadió que la nueva infraestructura se sitúa en la calle Alcalde Serrano, junto al parque Federico García Lorca. Además, el centro municipal de servicios sociales dispone de un salón para la celebración de cursos y reuniones.

Con respecto a la situación de los municipios más pequeños en materia de servicios sociales, Lopera manifestó que "se está estudiando la posibilidad de que en los pueblos de alrededor de 7.000 habitantes los ayuntamientos habiliten oficinas para que sean cubiertas con personal del Instituto Provincial de Bienestar Social".

Lopera finalizó su intervención destacando que el nuevo centro "satisfará toda clase de demandas relacionadas con el bienestar social, la atención a personas mayores, a niños, los servicios sociales comunitarios e, incluso, servirá de oficina de atención a la mujer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios