Fútbol El Córdoba B cae frente al San Fernando CD (0-3)

Puente genil

Detienen a cuatro personas implicadas en el tiroteo en el que murió un hombre

  • Los arrestados -tres varones y una mujer- pasarán a disposición de la jueza cuando la Policía concluya los interrogatorios · La víctima fue hallada el 23 de diciembre en un olivar con varios impactos de bala

El asesinato a tiros de un hombre de 50 años el pasado 23 de diciembre en Puente Genil parece que está más cerca de resolverse. Tras varias semanas de investigaciones, la Guardia Civil detuvo en la tarde del martes a cuatro personas por su presunta implicación en los hechos, según confirmaron ayer desde el instituto armado. La víctima de este suceso es Jesús J. G., un vecino de Baena que en los últimos meses estaba muy ligado a la ciudad de Puente Genil y cuyo cuerpo sin vida fue encontrado por unos vecinos en un olivar del paraje de Las Monjas, a escasos kilómetros de la ciudad.

Según ha podido saber El Día, los cuatro arrestados por su vinculación con esta muerte violenta son vecinos de Puente Genil y se trata de tres hombres y una mujer, que en la actualidad se encuentran en las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil en la capital cordobesa. En un primer momento, los detenidos pasaron por el cuartel del instituto armado en Puente Genil y, tras las correspondientes diligencias, fueron trasladados hasta Córdoba para ser interrogados por la Policía Judicial. Todo apunta a que pasarán a lo largo de la jornada de hoy -aunque también es posible que mañana- a disposición del juzgado de Puente Genil que lleva el caso y que decretó desde un primer momento el secreto de sumario. Aunque no han trascendido las iniciales de los arrestados, es muy posible que algunos de ellos cuenten con antecedentes policiales. Según datos de la Subdelegación del Gobierno, tres fueron apresados en Puente Genil y una cuarta persona en otra localidad. En el lugar en el que apareció el cuerpo de Jesús J. G. se encontró un vehículo marca BMW propiedad de un ciudadano rumano, cuya vinculación con lo sucedido parece descartada.

Desde un primer momento, el móvil de un ajuste de cuentas por tráfico de estupefacientes ha sido la hipótesis con la que han trabajado los investigadores de este caso. De hecho, como avanzó este diario, la Policía Judicial encontró droga en el interior del vehículo abandonado a pocos metros del cadáver, si bien otras fuentes consultadas señalaron que la cantidad de estupefacientes localizada no era significativa, pero que podría aclarar algunas dudas.

A pocos metros del cadáver había una mancha de sangre que se presume que era del fallecido, al igual que el teléfono móvil, una dentadura postiza y unos zapatos, también situados junto al cuerpo sin vida. Según uno de los vecinos que encontraron el cuerpo, el fallecido se encontraba boca abajo, con los brazos y manos debajo del cuerpo y descalzo. Además, observó que tenía sangre detrás de la oreja y en el costado.

Aunque en un primer momento se especuló con que la presencia de la víctima en Puente Genil era casual, desde su entorno familiar trascendió que Jesús J. G. mantenía una relación con una vecina de la ciudad, con la que incluso tenía un hijo de escasa edad. El fallecido había nacido en la localidad asturiana de Avilés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios