villafranca

Denuncian la supresión de una línea de Infantil en el colegio Teresa Comino

  • Los padres rechazan la decisión de Educación de escolarizar a cinco niños en un centro concertado gestionado por religiosas

Exterior del centro educativo, el único público de la localidad. Exterior del centro educativo, el único público de la localidad.

Exterior del centro educativo, el único público de la localidad. / el día

Un grupo de padres de Villafranca denunció ayer que el cierre de una línea de Infantil en el único colegio público del municipio, el Teresa Comino, dejará fuera cinco solicitudes y se opusieron a la escolarización de estos niños en el otro centro de la localidad, un concertado perteneciente a la congregación Hijas del Patrocinio de María. La portavoz de los afectados, Ana Salmoral, anunció que hoy presentarán un escrito en Córdoba en el que demandan a Educación que mantenga la segunda unidad, "dado que es el único centro público de nuestra localidad y cuenta con las instalaciones pertinentes para atenderlos". El escrito lo acompañarán con las firmas de los padres de los 30 alumnos.

"Los padres y madres que hemos solicitado el Teresa Comino lo hemos hecho como única opción. Es decir, no hemos solicitado como subsidiario el que nos pretenden asignar, pues teníamos claro que optábamos por una educación pública y laica, ya que la otra alternativa es un centro concertado y de carácter religioso que no se ajusta a nuestra ideología y, por tanto, a la educación que queremos transmitir a nuestros hijos", exponen en el escrito.

Las familias dicen que sus hijos se sentirían "discriminados" en el Jesús, María y José

Los afectados dijeron "entender" que la Delegación ofreciera el colegio Jesús, María y José como alternativa "e incluso que nos garantizasen la posibilidad de que nuestros hijos pudiesen optar por asistir a educación alternativa", sostienen. Pero al tiempo argumentan que "la realidad sería que el carácter religioso impregna el funcionamiento de dicho centro, y es prácticamente imposible que nuestros hijos pudiesen estar al margen del mismo sin llegar a estar o sentirse diferentes o discriminados". De las 25 plazas que hay en el concertado Jesús, María y José, se han cubierto 18, por lo que la matriculación de los cinco alumnos permitiría a la Delegación suprimir una línea en el público.

La portavoz de las familias se quejó de que en el Teresa Comino "siempre ha habido plaza" y advirtió de que tampoco contemplan "la posibilidad de solicitar otros centros fuera de la localidad, optando a los mismos por nuestro domicilio laboral". "No estamos dispuestos que nuestros hijos estén todos los días en la carretera", advirtió. Además, recordó que en este punto del proceso de escolarización "es inviable, pues solicitar cualquier otro centro supondría duplicar solicitud y, con ello, quedar excluidos hasta que se nos asignase de oficio cualquier centro de Córdoba".

Salmoral, que también es presidenta de la Asociación de Padres y Madres de la Guardería Municipal, informó de que el alcalde, el socialista Francisco Palomares, también está al tanto de la situación y les ha expresado su respaldo. Los sindicatos del sector de la Educación ya advirtieron del cierre de al menos ocho unidades en toda la provincia debido al descenso de la natalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios