Córdoba comienza la campaña del cereal con unos precios imparables

  • El sector prevé un descenso generalizado de la producción pese al incremento de la superficie sembrada debido, fundamentalmente, a la sequía del pasado invierno

La campaña de recolección de cereales en la provincia de Córdoba ya está en marcha mientras continúan en creciente alza sus precios. De hecho, el trigo duro cerró el pasado año a 27 céntimos el kilo -después de duplicar su coste respecto a 2006- y ya va por los 33. Las previsiones que barajan las organizaciones agrarias como Asaja es que la cosecha descienda en toda España un 16% con respecto al pasado año por la sequía que vivió el campo el pasado invierno. En concreto, en Córdoba se han sembrado 116.000 hectáreas de trigo -repartidas en 29.000 de trigo blando y 87.000 de trigo duro-, además de unas 17.000 hectáreas de avena y unas 16.000 de cebada.

La patronal agraria recuerda que "en Andalucía, la tardía lluvia y su dispersa distribución ha provocado una heterogeneidad entre las distintas comarcas, a pesar de lo cual la comunidad autónoma continúa encabezando la producción de trigo duro, recolectándose casi el 75% de la producción nacional y teniendo Córdoba el 20% de toda la producción andaluza". Eso significa que las previsiones de cosecha para Andalucía son de 915.000 toneladas de trigo, de las que 163.000 se producirán en la provincia cordobesa.

Asaja aconseja prudencia "a la hora de vender el cereal, ya que no hay que olvidar que esa reducción de cosecha que vamos a tener también la pueden sufrir a cualquier hora y en cualquier parte del mundo y producir los mismos efectos que el año pasado"; o sea una espiral alcista de los precios "que se ha agravado en la presente campaña", apostillan desde la organización agraria.

La patronal está convencida de que "dado que la demanda mundial de cereal es superior a la oferta, España se va a ver obligada a importar, fundamentalmente para la alimentación animal. "España es país deficitario en cereal e inicia esta nueva campaña sin trigo de calidad en los almacenes, por lo que con la cantidad que se prevé recolectar no será suficiente para abastecer la demanda", resaltan.

Ante esta situación, Asaja recomienda a los agricultores "analizar los parámetros de calidad y dar salida al grano de acuerdo con la demanda de cada momento para evitar una presión en la oferta que pudiera provocar un descenso en los precios". Desde la patronal agraria anuncian asimismo que los trigos duros de calidad y los trigos blandos mejorantes -de calidad harino-panadera- tendrán un recorrido más largo "puesto que, dado que no hay stocks de trigo de calidad, su precio puede incrementarse a lo largo de la campaña, mientras que el cereal para pienso puede tener una mayor competencia cuando llegue al mercado producto procedente de terceros países".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios