fuente palmera

El Consistorio devolverá 127.000 euros por una venta de la época de Guisado

  • El juez condena al Ayuntamiento a reintegrar el dinero que unos empresarios pagaron por una parcela que nunca se escrituró y que sirvió para pagar la luz y otros gastos municipales

Casa consistorial de la Colonia. Casa consistorial de la Colonia.

Casa consistorial de la Colonia. / el día

La gestión del exalcalde Antonio Guisado (PSOE) aún pesa en Fuente Palmera. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Posadas ha condenado al Ayuntamiento de la Colonia a devolver 127.355 euros a unos empresarios que compraron suelo en la localidad pero que el Consistorio nunca escrituró. El caso se remonta a noviembre del año 2000, cuando ambas partes firmaron el contrato de compraventa de una parcela procedente de la hacienda San Antonio, de la que el municipio no era propietaria.

En aquel acto, los compradores entregaron siete millones de las antiguas pesetas y recibieron la correspondiente carta de pago con sello y firma del organismo. Los pagos siguieron: el 2 de marzo de 2001, entregaron otros ocho millones; el 18 de diciembre, 3,6 millones; el 14 de enero de 2002, 10.337 euros y, por último, el 17 de enero, 5.087 euros.

Un funcionario dice en el juicio que la situación de administración local era de "gran desorden"

La sentencia concluye que, tras varios requerimientos, "el Ayuntamiento no cumplió con su obligación de escriturar". Y ello pese a que los compradores "desde el primer momento tomaron posesión del suelo y solicitaron todo tipo de licencias de obras y actividad para llevar a cabo la construcción de una nave para instalar un taller industrial". La resolución incide en que los demandantes "confiaron en la seguridad jurídica que ofrecía un contrato celebrado con el Ayuntamiento".

Es más, uno de los perjudicados declaró durante el juicio que se dirigieron al Consistorio para ver si había suelo industrial y que "en ningún momento pensó que se quedaría con los 22 millones entregados". Además, manifestó que a pesar de que en el contrato se pactó que se pagarían siete millones de pesetas al momento de la celebración y el resto cuando se elevara a público, "por la confianza con el Ayuntamiento" hicieron otras entregas periódicas.

Durante la vista oral, se hizo un retrato de la situación en que se encontraba la Colonia con Guisado al frente. Así, en relación a por qué los pagos eran de cantidades tan variables y no sumas redondas, explicó que el Ayuntamiento les decía "que no tenía dinero en la caja para la factura de la luz", por lo que ellos les adelantaban tales cantidades. Aun así, nunca llegaron a escriturar.

Un funcionario público que fue secretario interventor accidental en agosto de 2003 manifestó, por su parte, que la situación en la que se encontró el Consistorio cuando llegó era de "gran desorden". Según recoge la resolución judicial, "no había registro de expedientes y no había dinero". El exalcalde Manuel García, que intervino como testigo, manifestó asimismo que la administración "se encontraba en una situación desastrosa no sólo económica, sino de inseguridad jurídica".

Así, la resolución concluye que el hecho de que el Ayuntamiento cometiera presuntas irregularidades "no puede ser achacado a los demandantes, quienes cumplieron con el contrato y confiaron de buena fe en la solvencia del vendedor". La sentencia condena a la Colonia a devolver los 127.355 euros y al pago de las costas.

El alcalde colono, Francisco Javier Ruiz (IU), avanzó que el próximo Pleno municipal dará el visto bueno al convenio planteado con los demandantes para la devolución de la deuda en plazos. El calendario de pagos arranca en enero de 2019 y finaliza en diciembre de 2020, con cuotas mensuales de 5.546 euros. En total, el Ayuntamiento tiene la obligación de pagar 133.105, de los que 21.826 euros son en concepto de intereses legales. El regidor valoró que los demandantes hayan manifestado su voluntad de suscribir el acuerdo para que el fallo "no suponga un perjuicio grave para la tesorería municipal".

Tras más de una década, el Ayuntamiento aún intenta cerrar causas de la época de Guisado en la Alcaldía. Así, hace apenas un año la Colonia y la Diputación de Córdoba cerraban el proyecto de urbanización del plan parcial del polígono de Los Fruteros, una obra de reparcelación que cuenta con un presupuesto de 5.969.220 euros y cuya primera fase comenzará a ejecutarse en breve con cargo a Planes Provinciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios