puente genil

El Consistorio quiere agilizar la entrega del nuevo cuartel de la Guardia Civil

  • La instalación eléctrica era el último de los requisitos de Interior para elevar a convenio el protocolo de permuta firmado en 2004

Edificio del nuevo cuartel de la Guardia Civil. Edificio del nuevo cuartel de la Guardia Civil.

Edificio del nuevo cuartel de la Guardia Civil. / J. M. Cabezas

El Ayuntamiento de Puente Genil ha retomado los contactos con la Dirección General de la Guardia Civil, dependiente del Ministerio del Interior, para solventar las cuestiones técnicas previas a la entrega del edificio del nuevo cuartel, una vez que ya han sido subsanadas las deficiencias en materia de conexión eléctrica que presentaba el complejo.

Precisamente sobre este asunto se ha pronunciado el alcalde, Esteban Morales, quien ha informado que "actualmente estamos en el avance de las cuestiones administrativas y jurídicas para, por fin, entregar el edificio a cambio del antiguo cuartel, y que se produzca aquella permuta que se formalizó en 2004". Este nuevo escenario allana el camino para poner el punto y final a un "culebrón" que lleva más de una década dando titulares. "Hay avances lentos, pero seguros", indicó el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, en su última visita a la localidad hace justo un mes; unas declaraciones en las que ratificó que la instalación eléctrica del recinto era el último de los requisitos que había solicitado la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos de la Seguridad del Estado al Ayuntamiento para proceder a elevar a convenio el protocolo suscrito hace 14 años.

"Yo creo que esta historia la veremos culminada pronto, la vemos con optimismo y ya hay luz al final del túnel", reiteró el subdelegado, unas palabras compartidas por el alcalde, que recordó que desde el Ayuntamiento se está haciendo todo lo posible para atender a las exigencias del Ministerio del Interior. Morales recordó que tras la reunión mantenida en Madrid, el Consistorio pontanés costeó en solitario las obras de instalación de los ascensores y las de climatización, a las que recientemente se les unió las de la conexión eléctrica. "Creemos que este proceso debe acabar este año porque ya no hay ningún obstáculo ni técnico ni político que lo impida", afirmó con rotundidad el alcalde pontanés, quien no ha ocultado su deseo de que se ponga pronto fin a este controvertido asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios