HORNACHUELOS

El Cabril supera un simulacro de suceso nuclear de nivel uno de Enresa y el CSN

  • Los expertos ejecutan la acción y demuestran que sus posibles efectos no afectarían ni al paraje que rodea a las instalaciones ni a las poblaciones cercanas

El centro de almacenamiento de residuos radiactivos de baja y media actividad de El Cabril de la Empresa Nacional de Residuos (Enresa) se sometió ayer al preceptivo simulacro anual de acuerdo a su Plan de Emergencia interior. El simulacro fue seguido por el Consejo de Seguridad Nuclear que lo ha seguido desde la Sala de Emergencias (Salem) y desde la propia instalación.

Según informó ayer el CSN, el ejercicio comenzó a las 08:58 con la simulación de la precipitación del puente grúa que transporta las sacas de residuos radiactivos sobre una de las estanterías del edificio auxiliar de acondicionamiento y provocando la caída a la vez de varias sacas.

Además, se simuló que la contaminación interna de un trabajador y se decidió su trasladado, mediante helicóptero, al Centro de irradiados y contaminados del Hospital Gregorio Marañón de Madrid para su tratamiento.

Durante todas estas actuaciones, los especialistas han realizado distintos análisis del impacto radiológico ambiental que podría haberse producido en el entorno del emplazamiento, que han sido realizados por el CSN y Enresa, entidades que han descartado cualquier impacto radiológico significativo sobre la población de los núcleos cercanos.

Enresa aprovechó la actividad de ayer para declarar la Emergencia en el emplazamiento, es decir la categoría III del Plan de Emergencias Interior y el CSN, a continuación, activó de forma inmediata su Organización de Respuesta ante Emergencias llegando hasta el segundo nivel. De haberse producido en la realidad, un suceso de esta naturaleza habría sido clasificado de nivel 1 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (Escala INES).

Esta acciones se realizan después de que el pasado 3 de marzo la directora de las instalaciones, Eva Noguero, informara de que el almacén de residuos radiactivos se encuentra al 63,68% de su capacidad de almacenamiento para residuos de baja y media actividad, mientras que está al 5,42% en el almacenaje de los de muy baja actividad.

El año pasado, el centro de almacenamiento de El Cabril recibió 1.721,25 metros cúbicos de residuos, a través de 218 expediciones, de los que 746,59 eran de baja y media actividad y el  resto, 974,66, eran de muy baja actividad. En cuanto a la procedencia de los mismos, 1.653 metros cúbicos procedían de instalaciones nucleares y 67,47 eran procedentes de instalaciones radiactivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios