La Breña II recibe 3,5 millones más para el traslado de las instalaciones náuticas

  • En el embalse existen espacios para más de un centenar de embarcaciones y otros servicios que ocupan 70.000 metros cuadrados · La nueva estación de bombeo y turbinado obliga a modificar la ubicación

La compleja puesta en marcha de la estación de bombeo y turbinado del embalse de La Breña II -que porteará agua desde el Guadalquivir cuando sea necesario- obligará al traslado de algunas de las infraestructuras ya existentes en el viejo pantano, una actuación que la sociedad pública Aguas de la Cuenca del Guadalquivir (Acuavir) ha valorado en casi 3,5 millones de euros y una plazo de ejecución de 12 meses.

En el embalse existen unas instalaciones náuticas con más de un centenar de embarcaciones y otra serie de servicios que ocupan una superficie de 70.000 metros cuadrados, cuyo traslado a cotas más elevadas es compatible con la construcción de la presa. Sin embargo, la sociedad Acuavir señala que "el nuevo caudal de la estación de bombeo y la toma de los elementos de turbinado crearán unas fuertes líneas de corriente en toda la margen derecha de la zona próxima a la presa que impiden la navegación en la zona e implantación de los elementos auxiliares para las embarcaciones".

Todo ello hace necesario la ubicación en la margen izquierda, más alejada del emplazamiento inicialmente previsto junto al edificio de control, situado en la margen derecha y que habría proporcionado un buen acceso al personal de mantenimiento de Acuavir, "que ha de contar con una embarcación para las tareas inspección de la presa y el embalse, ya que esta zona quedará sometida a las fuertes corrientes de salida y entrada a la estación de bombeo y turbinado".

Esos son los argumentos con los que la sociedad pública justifica la necesidad una nueva ubicación en la margen izquierda de la presa, en la que se trasladarán las instalaciones de tierra para las embarcaciones (marina seca, aparcamientos, zona de caravanas, varadero, edificio de control y nave taller, entre otros) y un edificio en el que Acuavir dispondrá de oficinas. En este nuevo emplazamiento se concentrarán además otras organizaciones como el club náutico, el de esquí acuático o el servicio de hidroaviones, de manera que se coloquen en este espacio "sin necesidad de indemnizarlas o contemplar la ejecución de nuevos edificios", señala la sociedad estatal dependiente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG). Los elementos a trasladar comprenden las propias de las instalaciones náuticas existentes, así como el edificio de usos múltiples que complementará las necesidades del edificio de control y emergencia de Acuavir y en el que podrán centralizar el resto de actividades. Para ello es necesario la ejecución de un camino de acceso y de una plataforma en la que se ubicarán con el suficiente resguardo las instalaciones, de manera que no se requiera nueva superficie a expropiar más allá de la ya ocupada para el embalse y su franja de seguridad.

El camino a ejecutar partirá desde el estribo izquierdo de la presa y tendrá una longitud de 1,1 kilómetros, según los datos de Acuavir. Las nuevas instalaciones náuticas de la zona de La Breña deberán acoger varios equipamientos, según consta en el proyecto de obras que prepara la Sociedad de Aguas del Guadalquivir . Así, el espacio para las caravanas ocupará algo más de 3.100 metros cuadrados, a los que se unen otros 1.161 para espacios verdes, mientras que la guardería y varadero de barcos ocuparan 2.742 metros cuadrados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios