Cabra

El Ayuntamiento otorga 55 subvenciones para adaptación funcional de viviendas

  • La partida crece 5.000 euros respecto a la primera edición, cuando se atendieron 47 solicitudes

Fernando Priego entrega unos documentos acreditativos. Fernando Priego entrega unos documentos acreditativos.

Fernando Priego entrega unos documentos acreditativos. / a. j. roldán

El alcalde de Cabra, Fernando Priego, y la delegada municipal de Urbanismo, Carmen Granados, han entregado la documentación acreditativa del programa municipal de Ayuda a Adaptación Funcional de Viviendas, una convocatoria de subvenciones dotada con 45.000 euros y destinada a sufragar el coste de las obras de reforma del ámbito doméstico para 55 familias egabrenses que tienen necesidades especiales de accesibilidad o habitabilidad. El programa incluye la adquisición de ayudas técnicas para personas con discapacidad, como por ejemplo la ampliación del ancho de puertas de paso, cambio de bañeras por platos de ducha, adaptación de interruptores de instalación eléctrica a personas con movilidad reducida, colchones antiescaras, barras de transferencia para baños o grúas elevadoras, entre otras.

Además, la convocatoria de 2018 cuenta como novedad con una tercera línea destinada a ayudas de carácter extraordinario para obras o instalaciones precisas para la recuperación de la habitabilidad funcional en viviendas que han sido objeto de catástrofe o siniestro grave, tales como incendios o inundaciones.

En su segundo año de existencia el Consistorio egabrense consignó en los presupuestos de esta anualidad una subida de 5.000 euros respecto al pasado ejercicio, dividiéndose en 30.000 euros para la primera línea de adecuación funcional básica, 7.500 euros para adquisición de ayudas técnicas y, con similar cuantía, para recuperación de habitabilidad por catástrofe.

Los destinatarios de estas ayudas son mayores de 65 años, personas con discapacidad o que se encuentren en situación de dependencia, debiendo estar todas ellas empadronadas en el municipio y con residencia habitual y permanente como objeto de la ayuda.

Un proyecto bien recibido en su estreno, el pasado año, con 47 beneficiarios que crece en esta segunda convocatoria, quedando fuera el resto de las 90 solicitudes presentadas por falta de disponibilidad presupuestaria.

Aparejado a esta convocatoria el Ayuntamiento decidió bonificar el impuesto de obras para las actuaciones que ampara dejándolo en el 0,5% ya que "no tendría ningún sentido que diéramos una ayuda y después hubiese que pagar para realizar las intervenciones", comentó Priego, quien justificó esta medida en la línea de bajada de impuestos que viene manteniendo su Gobierno a lo largo de los últimos cinco años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios