cabra

El Ayuntamiento cierra el presupuesto de 2017 con casi dos millones de superávit

  • Las cuentas se ejecutaron en un 81% y la deuda viva se situó por debajo de los 1,6 millones de euros

Fernando Priego. Fernando Priego.

Fernando Priego. / el día

El alcalde de Cabra, Fernando Priego (PP), y la concejala de Hacienda, Ana Peña, dieron a conocer ayer el estado de las arcas locales tras la liquidación del presupuesto municipal de 2017. Unos indicadores que arrojan cifras positivas para el Consistorio y que, como subrayó el regidor, apuntan a que sus políticas consiguen "cuadrar las cuentas sin subir los impuestos a los egabrenses a pesar de que el IPC fue positivo".

De este modo, el remanente de Tesorería se situó a 31 de diciembre del pasado ejercicio en 1.995.161 euros, cumpliendo así con el objetivo de estabilidad presupuestaria marcado en 2.560.761 euros, por lo que la entidad local vuelve a cumplir un año más con el principio de la regla del gasto. Un escenario positivo para las finanzas municipales que ha posibilitado una reducción del pago a proveedores a los 20 días, muy por debajo de los 18 meses de retraso que se llegaron a registrar en 2011. Otro de los indicadores a tener en cuenta tras la liquidación anual es la deuda viva pendiente de amortizar con entidades bancarias, que por vez primera en la última década baja hasta los 1.593.064 euros, alejada de los más de siete millones de euros que lastraban la economía del Consistorio en 2012.

Según Peña, se sigue manteniendo la consecución de la normativa establecida en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, lo que indica que el Ayuntamiento egabrense "va solventando año tras año sus compromisos económicos sin caer en ningún tipo de incumplimientos".

Datos que el equipo de gobierno popular calificó de "muy positivos", pues se logró ejecutar el presupuesto "en un buen porcentaje", como fue el 81,07%, mientras que el capítulo de ingresos llegó a superar al de gastos, alcanzando un 88,63%. Un epígrafe que pudo ser más elevado incluso de haberse podido ejecutar algunas inversiones financieramente sostenibles que finalmente no se formalizaron "debido al retraso en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2017".

La tendencia positiva y la reducción de la deuda con los bancos permitirá este año al Gobierno municipal solicitar un préstamo en el transcurso del año para "destinarlo a políticas públicas, inversiones y empleo", avanzó Priego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios