Asaja dice que "con amenazas menos cosas van a conseguir" y COAG pide un calendario de reuniones

  • La patronal lamenta que se convoque una huelga cuando no se ha leído aún todo el convenio

El responsable de la patronal agraria Asaja, Ignacio Fernández de Mesa, no se mordió ayer la lengua en cuanto conoció que los sindicatos habían convocado una huelga indefinida a partir del 26 de enero. "Con amenazas, menos cosas van a conseguir", aseguró Fernández de Mesa, quien acusó a los sindicatos de bloquear esta negociación porque "le han dado un giro de 180 grados". En declaraciones a Europa Press, el responsable de Asaja atacó al representante de CCOO en las negociaciones, Rafael Estévez, del que dijo que "lo único que conoce del campo es apagar fuegos", ya que ese es su trabajo, "y ahora ni siquiera va al campo, porque no hay incendios".

Mucho más moderado, el responsable de COAG, Francisco Garrido, asumió su "parte de culpa" en que las negociaciones se estén dilatando tanto. "Por mi parte, no hubiera habido ningún problema en que fijáramos un calendario. De haberlo hecho, habríamos avanzado mucho más", expresó Garrido, quien criticó a los sindicatos por "convocar una huelga cuando ni siquiera hemos acabado de leer todos los puntos del nuevo convenio". Garrido reconoció la lentitud de las conversaciones porque "desde que nos reunimos la primera vez en noviembre no nos ha dado tiempo a verlo todo" al haberse planteado "un convenio totalmente nuevo".

Por otra parte, Francisco Garrido lamentó que en el convenio "moderno" se mantenga algo tan "anacrónico" como es el destajo del olivar en Bujalance. "O el destajo lo tienen todos los pueblos o no lo tiene nadie", expresó. Aparte, pidió cintura a los sindicatos por la grave crisis que atraviesa el sector agrícola cordobés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios