La AUGC demanda monolitos en pueblos con guardias asesinados por terrorismo

  • El colectivo pide homenajes en Córdoba, Priego, Aguilar de la Frontera y Valsequillo

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) está dirigiéndose a los ayuntamientos de cuatro pueblos para instarlos a erigir monumentos de homenaje a los guardias civiles nacidos en estos municipios en los que han muerto agentes en atentados terroristas.

El delegado provincial de AUGC, Alfonso Carrasco, explicó que, "en total son ocho guardias civiles, naturales de los municipios de Córdoba capital (cuatro), Priego (dos), Aguilar de la Frontera (uno) y Valsequillo (uno), los que, a lo largo de las últimas tres décadas, han fallecido víctimas de atentados terroristas".

Todos estos atentados fueron perpetrados por ETA, salvo en el caso de uno de los dos guardias civiles de Priego de Córdoba, Dionisio Medina Serrano, que fue asesinado en 1971 en Barcelona por el Front d'Alliberament Catalá (Frente de Liberación de Cataluña), una organización terrorista separatista catalana ya desaparecida.

De lo que se trata, según relató Carrasco, "es de que no se olvide a estos guardias civiles y que se sepa en sus municipios de origen que perecieron a manos de terroristas, razón que les hace merecedores de un homenaje o, al menos, de un recordatorio", como podría ser dar su nombre a alguna calle o plaza, "pero sin que ello tenga que ser en exclusiva, de ahí que la propuesta que está llevando la AUGC a los ayuntamientos es la que de que rinda homenaje a estos compañeros y al resto de víctimas del terrorismo". El primer Consistorio en dar respuesta a la petición ha sido el de Valsequillo, pues su Pleno municipal ya aprobó erigir, el próximo mes de diciembre, una estatua de homenaje al guardia civil Emilio Capilla Tocado, fallecido en el atentado a la casa cuartel de Zaragoza en 1987 junto a su mujer y a su hija.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios