El fuste

¡Que viva el Rey Melchor!

LO del sorteo para la elección del Rey Mago es una de las más grandes incorporaciones al calendario festivo de la ciudad. La Concejalía de Marcelino Ferrero -la única que tiene nombre y apellidos- debería incluir en sus magníficos calendarios -de los que hablaremos otro día- esta destacada fecha. El ambiente del Salón de Plenos, el bombo de la ONCE, los alaridos del público, la ahogada emoción de la persona afortunada, son ingredientes dignos de formar parte del memorial de méritos para la Capitalidad Cultural, sin olvidar, cómo no, la foto con el manto echado por los hombros y la corona en las manos. Es el nacimiento, oficial y democrático, de un nuevo héroe urbano, de un protagonista de la vida ciudadana al que mañana por la mañana lo pararán por la calle y le gastarán las cuatro bromas de siempre. El Rey Melchor de la próxima Cabalgata nace esta noche en el Ayuntamiento rodeado del oropel de su gloria efímera.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios