No woman, no cry [mujer, no llores], pequeña Mari Juana, musa vegetal que deja en el ambiente y en los aparatos respiratorios olores psicotrópicos de esos que le gustaba respirar -y mucho- a Bob Marley, uno de tus grandes amantes. Tengo amigos que recomiendan que para entenderte no hay nada mejor que conocerte comiéndote a besos escrutando en la intimidad Legend [leyenda], la obra maestra musical recopilatoria del que fuera rey del reagge y embajador del rasta.

Y es que could you be loved [podías ser amada], porque dicen de tí que eres menos peligrosa que el alcohol y el tabaco juntos y que ese beso continuado tuyo puede tornar en efectos terapéuticos, pero la ley no se lleva muy bien con tu humo -o viceversa- y cuando tu piel de papel arde se suelen encender todas las alarmas policiales -hoy como ayer tienes a la poli pisándote los talones-. Por ello, vives en un exodus [éxodo] más que constante. Te esconden creciendo en campos, jardines y terrazas mientras a tus raíces se les escapa un alegre e inocente jamming, jamming. Algunos de esos que ocultan tu ciclo vital son three little birds [tres pequeños pájaros] que se ponen las botas vendiéndote como si fueras una prostituta de lujo -por tu precio- a pequeños aprendices de la vida que hace muy poco que dejaron su niñez y que creen erróneamente que tus caricias en sus labios sólo producen carcajadas. Sin embargo, no saben que la guadaña de la droga es traicionera y que tarde o temprano acaba destrozando vidas.

La Guardia Civil te busca y con el espíritu encontrador de Paco Lobatón -que no Lametón- pregunta por media Andalucía quién sabe dónde estará la pequeña Mari Juana. No, no te equivoques. No is this love [ no es esto amor], es pura y dura lucha contra tu humo, que deja cara de joker.

Hace años ya que la Guardia Civil ha emprendido contigo una incesante Operación Lifting arrancando kilos y kilos de tus hierbajos sobrantes en muchos rincones andaluces donde averiguaba que one love [un amor] loco por tus fotosíntesis te daba de comer de las mejores tierras para que crecieras fuerte, sana y sin defectos que contrarrestar tus efectos para los que people get ready [la gente está preparada]. Y a ti mientras, pequeña Mari Juana, te viene a la planta superior un golpe de savia con el pensamiento malvado de I shot the sheriff [yo disparé al sheriff], ya que waiting in vain [esperas en vano] que todos acabemos entonando tu redemption song [canción redentora]. El lifting se aproxima casi al límite de la anorexia porque el efecto Lobatón tiene enfilado al Lametón. Lo siento. De esta no te salva ni Bob entonando el Get up, stand up, get up for your rights [lucha por tus derechos].

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios