El fuste

El día de la salud

EL SAS puede estar contento, ya que la salud de todos nosotros está por encima de la media. No hay más que darle un repaso a la lista de los premios de la Lotería de Navidad para comprobar que la suerte ha pasado de largo; es más, que ha pasado de todos nosotros un año más. Esto va cansando un poco, porque el interés que pone todo el mundo en vender sus papeletas se tiene que ver correspondido con un poquito de ganas por parte de quien decide dónde van a parar los premios. Sólo tenemos para conformarnos que uno de los cuartos premios ha ido a parar a Lucena. No es mucho, pero, bueno, algo es algo. Quien sí se ha visto afortunado con este premio es el alcalde lucentino, José Luis Bergillos, quien sin llevar un décimo premiado en el bolsillo se vio ayer afortunado con la presencia de los fotógrafos cuando visitaba la administración de lotería. Su foto está hoy en los periódicos de toda España. Esto sí es un premio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios