El cogobierno no aclara lo que quiere

Se sabe que se va a finiquitar el contrato, que Córdoba tendrá un centro de congresos y que éste irá en Miraflores, pero más allá de ello todo son dudas. Incluso entre el propio equipo de gobierno, ya que mientras la regidora insistía ayer en que "todas las posibilidades están abiertas", su socio Rafael Blanco abogaba claramente por cerrar el proceso que se ha realizado hasta ahora y afrontar uno totalmente nuevo "con las manos limpias de ataduras". Es decir, que mientras IU se aferra como puede al sueño del Palacio del Sur, el PSOE -impulsor del proyecto en la época de José Mellado en Urbanismo- tiene claro que hay que dejar de lado cuanto se ha hecho hasta el momento e, incluso, dejar a Ferrovial fuera del futuro concurso. Más allá de que se esté de acuerdo con una u otra postura, llama la atención el ejercicio de voluntarismo que realizan Aguilar y sus colaboradores más cercanos y que les lleva a aceptar a la vez el todo y la parte, es decir, desde un Palacio del Sur tal y como está previsto hasta un centro de congresos normal, pasando por una mezcla que incluya auditorio, recinto ferial u hotel. Todo ello con unas correcciones hechas gratis por el arquitecto Rem Koolhaas "por su amor a Córdoba y por su deseo de que España cuente con una de sus creaciones".

Lo que realmente hace falta es que IU y PSOE se pongan de acuerdo, abanderen un proyecto que cuenta con financiación de Junta y Gobierno y salgamos de una vez por todas de este atolladero. Cualquier otra opción no supone más que marear la perdiz otros tantos años.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios