Tinta china

La clave zimbabuense

EL Cubo de Agua deparó ayer más récords del mundo, también la esperada escalada de Phelps hasta el trono de Spitz. Y un guiño para los obsesivos que sólo miran al medallero: la nadadora Kirsty Coventry ganó en la final de los 200 metros espalda su primer oro, por supuesto con plusmarca mundial, lo que le supone su cuarta presea tras las platas que conquistó en los 100 espalda, 200 y 400 estilos. Coventry es una de las estrellas acuáticas tapadas por la colosal espalda de Phelps. Ella sola ha llevado a Zimbabue a un lugar noble del medallero, el puesto vigésimo, por delante de Holanda o Brasil. Y cerquita de España.

Ese inopinado puesto del país africano debe serenar a aquellos aficionados españoles ansiosos. Todo es aún muy provisional en ese medallero. Y todo será muy relativo cuando los Juegos acaben. La lista de medallas será orientativa, pero nunca definitiva acerca del potencial deportivo de un país.

El COI selecciona los deportes por criterios subjetivos, excluye en los despachos a otros de mayor trascendencia mundial por presiones y conveniencias comerciales y a partir de ahí, hay que ser reflexivos para ponderar el medallero. Lo inteligente es valorar las conquistas por sí mismas, sin comparar. ¿Acaso es el deporte zimbabuense mejor que el holandés?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios