El insurrecto

Elecciones propias

EL azar ha querido que coincidan por primera vez las elecciones generales con las andaluzas. En las tres últimas convocatorias ocurrió justo al revés, es decir, coincidieron las andaluzas con las generales. Pero el azar, como decía Voltaire, es una palabra vacía de sentido: nada puede existir sin causa. Y tendremos que preguntarnos cuál es la causa de esta extraña coincidencia. Andalucía es la única comunidad española que, por voluntad expresa de su presidente, hace coincidir su debate electoral propio con el del Estado. No lo hacen las comunidades autónomas de nuestro mismo rango histórico y competencial (Cataluña, País Vasco y Galicia), ni todas las demás que las celebran conjuntamente con las locales. ¿Por qué Andalucía no merece unas elecciones propias? Porque Chaves no quiere. Porque al PSOE le interesa.

Quede claro que son las elecciones andaluzas las que coinciden con las generales y no a la inversa. Esta vez se ha invertido el orden mediático porque fue Chaves el primero en difundir la fecha del 9 de marzo. Tampoco lo hizo por azar. Se adelantó a Zapatero para deslegitimar la iniciativa legislativa popular presentada por la plataforma ciudadana Andaluces por unas elecciones propias. Se trata de la propuesta ciudadana de mayor trascendencia política de la historia democrática andaluza. Se necesitan 75.000 firmas para su admisión a trámite. Recién presentada en el Parlamento, la plataforma solicitó la tutela del Defensor del Pueblo andaluz para evitar cualquier intento de manipulación partidista o informativa. Se denegó sin más explicaciones. Después, la plataforma se entrevistó con todos los grupos parlamentarios consiguiendo el apoyo de los populares, andalucistas y de IU. El PSOE se negó a respaldar la iniciativa sin esgrimir más argumento que el azar. Yo le rogué personalmente la abstención en sus ayuntamientos para no entorpecer el proceso. Al día siguiente se presentó en Córdoba la primera moción de apoyo en una capital de provincia, siendo rechazada sin debate con los votos en contra del PSOE, Rosa Aguilar y los suyos. El 4 de diciembre, conmemorando el XXX aniversario de las manifestaciones pro-autonomía, la plataforma recogió firmas en las ocho capitales con la ayuda de Julián Álvarez (PA) en Málaga, Diego Valderas (IU) en Huelva, Javier Arenas (PP) en Sevilla, y otros líderes provinciales de estos partidos y del SAT, CUT-BAI, Nación Andaluza, Convergencia Andaluza o Los Verdes de Andalucía, entre otros. Esa misma tarde, intelectuales de la talla de Clavero Arévalo, Pimentel, Rojas Marcos, Távora o Casero suscribieron la necesidad de unas elecciones propias para Andalucía. Por citar sólo a Córdoba, la moción de apoyo se ha presentado en 60 de sus 75 municipios. Ya se ha aprobado en capitales como Almería, Sevilla y Málaga. Este periódico realizó una encuesta en la que el 80 por ciento rechaza la coincidencia electoral. Y aún así, el azar ha querido que por primera vez coincidan las elecciones generales con las andaluzas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios