"No se puede tener la ilusión de que los artistas tienen poder político"

  • El artista brasileño actuará esta noche a las 23:30 en el Teatro de La Axerquía para presentar 'Matizes', un disco que incluye sonidos desde samba hasta blues

Djavan (Alagoas, 1949) es un cantante, compositor y guitarrista de música popular brasileña que mezcla varios estilos en sus trabajos que dan como resultado sonidos muy difíciles de etiquetar. Sus casi 35 años de carrera profesional y los 18 discos que ha publicado le han convertido en uno de los artistas de su país más reconocidos a nivel internacional. En algunos de sus temas ha contado con la colaboración de Larry Williams, Nathan East, Paco de Lucía o Stevie Wonders. Esta noche ofrecerá la creatividad que lo hace excepcional en el Teatro de La Axerquía a las 23:30, donde estará acompañado por su banda.

-Participa por primera vez en el Festival de la Guitarra y va a presentar su nuevo disco...

-Es un trabajo que tiene muchos ritmos, algunos muy conocidos pero también incluye otras músicas que no son tan conocidas. Es un repertorio que permite la contemplación, la danza... Tiene gran variedad temática, armónica, rítmica, melódica..., por eso es Matizes.

-¿Cómo consigue mezclar lo popular con lo sofisticado en sus canciones?

-Es mi estilo, va en mi manera de ser, porque tuve una formación muy diversificada ya que me movía entre música popular y clásica. Mi música es producto de esa formación, que va desde el flamenco a la música de Brasil, pasando por la música negra americana y africana. Si unimos todo esto el resultado es una mezcla muy grande.

-¿Le gusta el flamenco?

-Sí, mucho. Incluso en este show hago un pequeño homenaje a Camarón de la Isla, que para mí es uno de los mejores cantaores que han existido. Canto un tema adaptado por Ricardo Pachón. Está basado en un disco que dedicó Camarón a Federico García Lorca que se llamó La leyenda del tiempo.

-En Europa y especialmente en España hay mucha admiración por la cultura brasileña. ¿A qué cree que se debe tanto éxito?

-Brasil es un país continental, muy grande. Cada región de Brasil hace una cultura distinta: musical, de las artes plásticas, vestimenta, folclore, comida... es una mezcla increíble, sorprendente incluso para quien vive allá. La música brasileña tiene una mezcla muy grande porque cada región hace una música diferenciada. Tenemos una cultura muy llena de novedad, de sorpresa, que es lo que atrae y seduce a los gustos internacionales.

-Para usted son muy importantes las campañas sociales que se realizan en su país.

-Brasil es un país que está desarrollándose. Es un país nuevo, con una potencialidad increíble, es muy rico en recursos. Pero hay que mejorar en justicia social. Los artistas tenemos una conciencia fuerte sobre ésto y siempre que tenemos un espacio para hablar lo hacemos. No se puede tener la ilusión de que los artistas pueden tener poder político. El poder que tenemos es ocasionalmente el de denunciar cosas ilegítimas para que las personas queden más concienciadas de lo que están haciendo con ellas.

-¿Cuál es la situación actual de la música brasileña?

-La situación es buena pero el problema es que el mercado fonográfico está en crisis en todo el mundo. La piratería ha bajado las ventas de discos pero tenemos que afrontarlo y encontrar una nueva forma de velar por la música para que así se puedan mantener los derechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios