Capital cultural 2008 La distinción la comparte con la ciudad noruega de Stavanger

Está sucediendo en Liverpool

  • La patria de los Beatles celebra este año la designación de Capital Europea de la Cultura con más de 350 actividades entre conciertos y exposiciones, como la de Gustav Klimt en la Tate Gallery

Comentarios 1

It's happening in Liverpool. El emblema de un año dedicado por entero a la cultura convierte el paseo por la patria de Los Beatles en un recorrido con más paradas que las obviamente musicales. La ciudad se abre al visitante con un programa de más de 350 eventos (el 70% al aire libre ) y un patrimonio artístico que invita a ampliar el punto de mira. Comparte Capitalidad Europea de la Cultura con la ciudad noruega de Stavanger, título que Córdoba aspira alcanzar en 2016.

"Aquí todo puede pasar". La frase pronunciada a las nueve de la mañana por el dueño de una cafetería italiana no tendría la menor relevancia si no se refiriese a una urbe que cumple con esta premisa. En Liverpool puede llover, salir el sol, nublarse de nuevo y volver a saludar Lorenzo en una sola mañana. Una metrópolis de más de 450.000 habitantes puede quedarse vacía a las cinco de la tarde (con los pubs llenos, karaokes incluido), volverse a llenar a partir de las nueve y tornarse en una ciudad fantasma a primera hora de la mañana. Por sus inmaculadas calles (apenas se ven papeleras pero tampoco desechos) se puede recorrer a pie sus enclaves culturales sin temor a perderse. En cada esquina una suerte de mástil con flechas rotuladas indican la dirección a tomar.

ALBERT DOCK

Surcada por el río Mersey, la ciudad se espabila al compás de sus viandantes. Alrededor de Church Street, aumenta su ritmo a medida que abren sus galerías y centros comerciales, y aminora la marcha cuando ve de cerca el Albert Dock, uno de los puertos más importantes de Europa en los siglos XVIII y XIX. Sus restaurados almacenes concentran una interesante oferta cultural repartida entre el museo de Los Beatles, el Museo Marítimo y la Tate Gallery. En su interior, el día transcurre con elegancia británica, circula mucha gente, pero no agobia, chilla ni interrumpe el paso.

La travesía por el Mersey a bordo de un ferry permite comprobar cómo la otra orilla se reserva para la vida residencial. Hileras de casas de tejas, rodeadas de arboledas contrastan con el asfalto y el cemento que sostienen el centro de la ciudad. Al desembarcar, el Mersey continúa guiando el mayor grupo de edificios protegidos por el Reino Unido. El Pier Head es un triunvirato de históricos inmuebles: el Port of Liverpool con su cúpula al estilo de la catedral de San Pablo de Londres; el Cunard y el Royal Liver, coronado por las famosas aves Liver de cobre y con una flor de lis en el pico, escudo de la ciudad.

GUSTAV KLIMT

Del 30 de mayo al 31 de agosto en la Tate Gallery el foco de atención recae en Gustav Klimt. Una magna exposición en su honor repasa la trayectoria del líder del movimiento de la Secesión de Viena. Bajo el lema Pinturas, Diseño y vida moderna en Viena 1900 , se exhiben a lo largo de dos plantas (la primera y la cuarta) sus pinturas, objetos de diseño y maquetas de edificios nobles firmados por colegas de estudio como los arquitectos Josef Hoffmann y Otto Wagner y el pintor Carl Moll. Nada más entrar, El Friso de Beethoven advierte de la magnitud de la muestracon la reproducción del fresco que representa la unión de todas las artes en una sola obra, inspirada en la interpretación wagneriana de la Novena Sinfonía de Beethoven.

Inmersos en su visión del paisaje y, sobre todo, de la femineidad los inmensos lienzos de Klimt y sus incrustaciones de oro se despliegan por la sala con Nuda Veritas, Las tres edades de la vida o Adán y Eva como ejemplos de maestría. Llama la atención la advertencia que preside una de las habitaciones: Algunas de estas imágenes no están recomendadas para menores de 18 años. Consulte con nuestro personal. Una serie de dibujos que Klimt hizo de mujeres desnudas en posiciones eróticas, y muchas de ellas masturbándose argumentan el aviso. Al margen del autor de El beso, la Tate merece un recorrido por su colección permanente que lleva las firmas de Picasso (con tres lienzos), Bacon, Degás, Warhol y Modigliani, entre otros genios.

ORQUESTA FILARMÓNICA

El programa de la capitalidad encuentra en la sede de la Royal Liverpool Philarmonic un buen continente. Tras la actuación estelar de Paul McCartney's el pasado 1 de mayo (dentro del festival The Liverpool Sound), y la de Gloria Gaynor el 25 del mismo mes, el 5 de junio Elvis Costello ofreció un concierto con la Royal Liverpool Philarmonic Orchestra dentro del ciclo Summer Pop. Este 29 de junio le llega el turno al guitarrista y cantante de blues Buddy Guy (ganador de cinco Grammys).

El próximo 12 de julio el cantante franco-argelino Khaled se une a la Filarmónica dentro del Liverpool Arabic Arts Festival 2008. Y así hasta completar una agenda que incluye la actuación el 8 de octubre de Level 42, o la de los ganadores de sendos Grammys el pianista Radu Lupu el 7 de noviembre, y la violinista Hillaty Hahn el 5 y 6 de noviembre, como dos de los artistas invitados por la orquesta este año.

Antes y después del celebrado 2008, Liverpool seguirá sonando a Los Beatles y seguirá teniendo en Mathew Street su meca. Allí se encuentra el muro de la fama con un disco inscrito por cada grupo de la ciudad que ha sido número uno. Por el Cavern Pub y el Carven Club (con más de 50 años de vida) cada tarde y cada noche se pasean amantes de la buena música, en directo desde las cinco de la tarde, y con los ecos de los chicos de John Lennon siempre presentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios