Un plato que destaca por sus sabores intensos

Comentarios 0

La taberna La Viuda destaca por la calidad y variedad de su carta. Su privilegiada situación, en pleno barrio de San Basilio, convierten a este local en un referente absoluto en cuanto a gastronomía cordobesa se refiere. Sus acogedores salones reciben todos los días a decenas de aficionados al buen mantel, tanto turistas como residentes en la provincia.

Entre sus platos, destaca especialmente los mejillones alcázar. Para su elaboración, hay que hervir los mejillones en abundante agua con una hoja de laurel o limón. Una vez cocidos, se sacan de la concha y se reservan aparte.

El paso siguiente consiste en cortar el pimiento y la cebolla en juliana y pocharlos bien en una sartén con aceite. Cuando esté bien sofrito se añade el brandy y se deja unos 20 o 30 minutos más a fuego lento.

A continuación se pasa por la batidora y por el chino para que no queden pieles ni grumos. Luego, se pasa a la sartén con un poco de agua y se añaden dos cucharadas de salsa Perrins y el tabasco. Mezclar todo bien y salpimentar. Finalmente, los mejillones se agregan a la salsa unos minutos y se sirven en un plato plano.

La jefa de cocina de La Viuda, Dolores Lora, muestra una gran sensibilidad en todas las propuestas que cada día entusiasman a los comensales. Además, este local no sólo cuida la calidad de sus platos, sino también su presentación, apostando por formas originales ligadas a la tradición.

El ambiente cálido y acogedor de los salones es otra de las características que distingue especialmente a esta taberna, lo que la convierten en un restaurante ideal para celebrar reuniones de todo tipo, bien sean encuentros familiares, sesiones de trabajo o celebraciones de Navidad, por ejemplo.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios